Quiosco

Vídeo | Djokovic avanza a semis y se acerca a la historia

Novak Djokovic parece siempre mantener la calma en los partidos a cinco sets, incluso cuando está en desventaja, lo que le ha ocurrido en varias ocasiones en este U.S. Open. Siempre en control, rara vez inquietado.

Ningún rival, o todo lo que hay en juego, ha sido demasiado para él. Al menos no hasta ahora.

Y ahora, el serbio está a dos victorias del primer Grand Slam en un año calendario en el tenis varonil desde 1969, con lo que también llegaría a 21 majors para romper el récord entre los hombres.

Djokovic perdió el primer set por tercer partido consecutivo en Flushing Meadows — y novena ocasión en un Grand Slam en 2021, pero no importó. Rápidamente hizo los ajustes necesarios para vencer el miércoles 5-7, 6-2, 6-2, 6-3 al italiano Matteo Berrettini en un duelo de cuartos de final.

Minutos después, Djokovic interrumpió la entrevista en cancha, sabiendo perfectamente hacia dónde iba la pregunta. “No me preguntes nada de la historia. Sé que está ahí”.

En la otra semifinal varonil, el segundo preclasificado Daniil Medvedev se medirá al canadiense Felix Auger-Aliassime

Al remontar para colocar su registro en Grand Slams esta temporada en 26-0, el serbio encontró todos los ángulos, devolvió cada sólido golpe de Berrettini y estaba tan concentrado que se lanzó por una pelota, dejó caer la raqueta pero logró levantarse para continuar con el punto. Lo perdió, pero el mensaje a su adversario fue inconfundible: Haré lo que sea necesario.

Después de 17 errores no forzados en el primer set, Djokovic acumuló apenas 11 el resto del partido.

“Los mejores tres sets que he jugado en el torneo, sin duda”, declaró.

Cuando Berrettini hizo un último intento, con punto para rompimiento abajo 4-2 en el tercer parcial, el serbio se tranquilizó. Dejó que el italiano estrellara su revés en la red y le siguió con un servicio de 194 km/h (121 mph) y una derecha ganadora para retener su saque. Se llevó el índice de la mano derecha a la oreja, pidiendo más ruido de los 20.299 aficionados en el Estadio Arthur Ashe.

Cuatro minutos después se apoderó del set. Y 42 minutos más tarde, del encuentro.

Djokovic ya ganó en las canchas duras del Abierto de Australia en febrero, sobre la arcilla de Roland Garros en junio y sobre el césped de Wimbledon en julio, cuando venció a Berrettini en la final en el All England Club.

Ahora, se medirá al subcampeón del U.S. Open de 2020, Alexander Zverev, en las semifinales del viernes. Si el serbio puede ganar ese partido, y la final del domingo, se unirá a Don Budge, (1938) y Rod Laver (1962 y 1969) como los únicos hombres en ganar los cuatro grandes del tenis en una sola temporada. Tres mujeres han logrado la hazaña, la más reciente Steffi Graf en 1988.

Un Grand Slam más también rompería el récord varonil que el serbio comparte actualmente con Roger Federer y Rafael Nadal.

Zverev llega a las semifinales con una racha de 16 triunfos consecutivos, incluyendo una victoria de 1-6, 6-3, 6-1 sobre Djokovic en las semifinales del torneo olímpico, donde se consagró con la medalla de oro.

“Estoy emocionado”, dijo Djokovic sobre el partido del viernes. “Mientras más grande sea el desafío, hay más gloria en superarlo”.

En la otra semifinal varonil, el segundo preclasificado Daniil Medvedev se medirá al canadiense Felix Auger-Aliassime.

Zverev, de 24 años, avanzó la tarde del miércoles al vencer 7-6 (6), 6-3, 6-4 al sudafricano Lloyd Harris.

Ir a la fuente

Diario Libre

Noticias de última hora de República Dominicana en Diariolibre.com, periódico líder en lectoría.

Advertisement