Quiosco

Se esfuma la esperanza de aliviar las sanciones

Las protestas de miles de cubanos que se echaron a la calle el 11 y el 12 de julio lograron que Joe Biden fijara su atención en la isla, pero lo hizo para criticar con dureza al gobierno, lo que aleja el esperado levantamiento de algunas sanciones por parte de Washington.

En sus declaraciones del jueves, Biden “evidentemente ha decepcionado a muchos (en Cuba) que esperaban, no que volviera a las políticas de (Barack) Obama, pero sí que revirtiera las más crudas y burdas medidas de (su antecesor republicano Donald) Trump”, djo a la AFP el académico y exdiplomático cubano Carlos Alzugaray.

“Sin dudas hubo muchas cosas (en sus anuncios electorales) por las cuales hubo expectativas”, añadió.

Como candidato, Biden se había mostrado dispuesto a restaurar los avances logrados durante la gestión de Obama, levantando las restricciones sobre las remesas y los viajes a Cuba, que se encuentra a apenas 145 km de Florida.

Esta semana miles de cubanos se lanzaron a la calle al grito de “tenemos hambre”, “abajo la dictadura” y “libertad” en decenas de ciudades y pueblos para protestar por las penurias y las crecientes dificultades. Las protestas dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 100 detenidos.

Biden y el presidente cubano Miguel Díaz-Canel se responsabilizan mutuamente de la situación.

El mandatario cubano acusó a Estados Unidos de instigar y financiar las revueltas, mientras Biden se refirió el jueves a Cuba como “un Estado fallido que reprime a sus ciudadanos”.

Ante la peor ola de covid-19 en la isla, también se ofreció a enviar vacunas a condición de que una organización internacional las aplique en Cuba, el único país de la región que ha desarrollado sus propios inmunizantes.

Pero no va a permitir el envío de remesas desde Estados Unidos. “No haría eso ahora”, porque es probable que “el régimen confisque esas remesas”, afirmó.

Con esas declaraciones “demuestra una ignorancia total de la situación cubana”, dice Alzugaray.

“Un Estado fallido es aquel que para complacer a una minoría reaccionaria y chantajista es capaz de multiplicar el daño a 11 millones de seres humanos”, respondió el viernes en Twitter Díaz-Canel.

Ir a la fuente

Advertisement