Quiosco

Recuperación económica y demanda de energía

Avanzar en la economía suponía dos cosas: abrir las actividades productivas y continuar con políticas expansivas y flexibles para generar confianza en los inversionistas extranjeros y locales.

Eso se hizo y hoy el producto interno bruto (PIB) del país alcanzó un crecimiento preliminar de 13% en los primeros ocho meses de este año luego de una ralentización a causa de la pandemia del Covid.

Ese crecimiento es el responsable del aumento que vemos hoy en la demanda de energía eléctrica.

La economía dominicana se ha dinamizado y luce que se recupera rápidamente de los efectos adversos de la pandemia.

El Sistema Eléctrico Nacional Interconectado (SENI) muestra una curva de crecimiento desde el momento de la parálisis económica y al presente mes de octubre, en pleno curso de recuperación.

Todas las programaciones diarias del Organismo Coordinador (OC) del SENI se han rebasado.

El último reporte de la programación de energía para suplir a la población proyecta una demanda de 3,262.77 megavatios, cifra superior a la de la semana anterior.

Se trata de un reto importante en un país que no produce petróleo y que cada día crece más. Al país le convendría que Estados Unidos siga disponiendo de sus reservas y de los “stocks” para quitar presión a los precios del crudo y sus derivados en el mercado bursátil y que bajen las tensiones geopolíticas que afectan el suministro de gas y del carbón mineral que usamos aquí.

Ir a la fuente

Advertisement