Quiosco

RD, un país alegre: ¿percepción o realidad?; Este 20 de marzo es Día Internacional de la Felicidad

Cada 20 de marzo el mundo conmemora el Día Internacional de la Felicidad, establecido desde el 2012 por las Naciones Unidas, organismo que cada año publica el Índice de Bienestar.

En el más reciente Ranking Mundial de Felicidad, Finlandia aparece como el país más feliz del mundo, pero, ¿qué opinan los especialistas sobre el tema?.

Diario Libre conversó con el expresidente del Colegio Dominicano de Psicólogos (Codopsi), Jairo Mercedes y el sociólogo y profesor universitario Celedonio Jiménez, quienes detallaron su posición al respecto y el por qué República Dominicana es visto como un país alegre.

Jairo Mercedes sostuvo que la felicidad está dada por muchos elementos, que implican el bienestar emocional y el bienestar social.

“Hay diferentes maneras de cómo ver la felicidad, para muchos psicólogos la felicidad es una actitud, ser feliz tiene que ver con una actitud que desarrollas para ver las cosas desde otro punto de vista y ser feliz es otro elemento muy importante. Tener felicidad o sentirme feliz no tiene que ver necesariamente con el hecho de no tener problema”, indicó.

Sostuvo que la felicidad no implica necesariamente ausencia de dolor.

“Es la capacidad de convertir eso que tengo, porque no somos felices siempre, no nos sentimos todo el tiempo feliz, sino que hay momentos en el que me siento mal y eso debiera ser visto como algo normal”, indicó.

En tanto que el sociólogo Celedonio Jiménez consideró que hay personas que teniendo lo más simple pueden ser felices.

“Hay personas que teniendo lo elemental, lo mínimo, se sienten felices y hay personas que tienen todo y no se sienten felices. De ahí va a depender de como la persona ha asumido su existencia y su noción y percepción de la felicidad”, indicó.

La Asamblea General de la ONU decretó en la resolución 66/281 de 2012 que el 20 de marzo se celebrase el Día Internacional de la Felicidad “para reconocer la relevancia de la felicidad y el bienestar como aspiraciones universales de los seres humanos y la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno”.

La resolución reconoce además “la necesidad de que se aplique al crecimiento económico un enfoque más inclusivo, equitativo y equilibrado, que promueva el desarrollo sostenible”.

La propuesta de establecer el Día Internacional de la Felicidad fue hecha por Bután, un país de Asia con un territorio de 38,394 kilómetros cuadrados y, según datos del Banco Mundial del 2019, tiene 763,000 habitantes.

La “Felicidad Nacional Bruta” es medida y valorada regularmente por el gobierno y según su Constitución, el 60 % de su territorio debe ser forestal, de acuerdo a un reportaje publicado por el canal alemán DW. Bután reduce más dióxido de carbono del que emite, señala la investigación.

Cada año, Naciones Unidas publica un Índice de Felicidad, en el que mide unos 150 países. Para realizar la medición del bienestar, la ONU toma en cuenta varias estadísticas relativas al Productor Interno Bruto per cápita, la esperanza de vida saludable y el apoyo social.

También se tienen en cuenta otras variables como los niveles de educación, la eficiencia de los gobiernos, o la corrupción.

En el 2020, los primeros cinco lugares fueron ocupados por Finlandia (primer), Dinamarca (segundo), Suiza (tercer), Islandia (cuarto) y Noruega (quinto). Cuatro de esos países están ubicados en el norte de Europa, conocidos como los países nórdicos (Finlandia, Dinamarca, Islandia y Noruega).

En el caso de República Dominicana, en el informe de 2019 ocupaba el lugar 77 y en 2020 pasó al puesto 68.

Al respecto, el sociólogo Celedonio Jiménez consideró que en el hecho de que la República Dominicana sea visto como un país alegre ha influido un factor cultural.

“Creo que hay condiciones materiales que no permiten hablar de una felicidad real, sino de un estado en que influyen las tradiciones históricas, la identidad del dominicano, el consumo de alcohol, que es un elemento que puede influir”, indicó.

En tanto que el psicólogo Jairo Mercedes explica que la felicidad es una construcción y no es algo tangible.

“Los dominicanos nos caracterizamos por ser personas alegres, por ser personas que a pesar de las circunstancias, pues tiramos para delante. El mejor ejemplo es que a cualquier cosa le buscamos la vuelta o lo convertimos en un chiste, eso he visto en 12 años de ejercicio de la psicología, que nosotros somos muy creativos para convertir experiencias negativas en experiencias positivas”, indicó.

Ir a la fuente

Diario Libre

Noticias de última hora de República Dominicana en Diariolibre.com, periódico líder en lectoría.

Advertisement