Quiosco

¿Qué hago en este nuevo año escolar?

Nunca antes el futuro de nuestros niños preescolares ha sido tan incierto. Tienes la posibilidad económica de enviar a tu hijo al preescolar, incluso es una necesidad para mantener la economía viva e ir a trabajar con menor preocupación. Pero como padres, nos surgen muchas preguntas sobre todo en los niños de edades tempranas.

Existen diversas opiniones en torno al tema, y me consta que los centros educativos están tomando todas las medidas para que estos chiquitos puedan ir y mantener medianamente sus rutinas adoptando medidas de higiene y seguridad extremas. Sin embargo, como profesional no puedo darte una respuesta, esta decisión depende de la paz que le traiga a cada familia y la adaptabilidad de tus hijos.

Ahora bien, sí puedo hablarte con datos fiables de algo que me preocupa como madre y profesional del área. Si bien es cierto que la seguridad y salud debe primar ante todo me preocupa que nos dejemos envolver por un miedo excesivo.

A nivel neurológico el desarrollo de nuestros niños en edad preescolar es inmesurable, cada día nuevas destrezas, nuevos aprendizajes, nuevas capacidades que son provocadas por profesionales especializados en el área, con espacios adaptados para que esto se de y que sea del disfrute de ellos a la vez. El obviar todo un año escolar, exponiendo más horas de pantalla sin dirección (que no es lo mismo que la que reciben con sus profes) y contener toda la energía vital que ellos tienen en el espacio del hogar, es muy preocupante.

El desarrollo no se detiene, la vida no se para. Los niños no solo van a ¨jugar¨ al preescolar. Ellos juegan porque es el vehículo al aprendizaje y a esa forma se adapta el adulto para acompañarles en sus procesos. Me pregunto ¿qué pasará con las destrezas de estos chicos que se decida dejar en casa? … no estoy hablando de conocimientos sino , sobre todo de:

  • Habilidades lingüistica.
  • Resolución de conflictos.
  • Tolerancia a la separación del adulto cuidador y exploras nuevos espacios.
  • Socialización con pares.
  • Expansividad y energía vital.
  • Entre muchas más.

Padres, esta decisión no es fácil, como seguro muchas más que nos tocarán asumir a lo largo de nuestras vidas. Como todo solo propongo ver el escenario completo. Sentarse, analizar y CONVERSAR con sus centros educativos para tener las mejores opciones.

Esto va a pasar, pero el desarrollo de nuestros pequeños no se detiene.

@lic.clarissaguerrero

Clarissa Guerrero Subero

Psicóloga Clínica
Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Certificada en Parentalidad Consciente.

Advertisement