Quiosco

¿Qué establece el proyecto de ley que modificaría el Presupuesto General?

El presidente Luis Abinader presentó al Congreso Nacional un proyecto de ley para modificar el Presupuesto General del Estado 2020, planteando la necesidad de disponer de recursos adicionales para hacer frente a distintos “compromisos”, por un monto de 17,200 millones de pesos.

En la prórroga del proyecto de ley, Abinader argumentó la necesidad de “mitigar” la crisis sanitaria, seguir con los programas sociales e iniciar la docencia de manera virtual, a partir de la adquisición de equipos tecnológicos, entre otros compromisos.

No obstante, dentro de la propuesta legislativa, también está la destinación adicional de recursos a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE); la construcción y reparación de viviendas a través del Ministerio de Obras Públicas; los “incentivos por labor humanitaria”, a personal de salud y miembros de las fuerzas castrenses, así como los incrementos de aplicaciones financieras a la capitalización del Banco Agrícola.

Para hacer frente a estos nuevos compromisos, Abinader, dentro de la pieza legislativa, indicó que contempla recurrir a financiamientos, tanto internos como externos, así como la disminución de apropiaciones de algunos ministerios, para ser reasignados.

Gastos y apropiaciones

En el primer artículo del proyecto de ley que modifica el Presupuesto General del Estado, se estima que para este año el total de ingresos será de más de RD$610 mil millones.

Mientras que el total de erogaciones, será de más de RD$1,200 millones, dividido en RD$1,028,760,636,360, bajo el concepto de “gastos corrientes y de capital” y RD$180,827,385,286 para “aplicaciones financieras”.

De este monto de erogaciones, el poder ejecutivo establece que en primera instancia se destinarán más de RD$139 mil millones al aumento de apropiaciones de gastos y aplicaciones financieras, monto distribuido entre 10 entidades públicas.

Las instituciones que recibirían un aumento para sus gastos, serían la Administración de Obligaciones del Tesoro Nacional, con RD$48 mil 880 millones y la Presidencia de la República, con más de RD$37 mil millones.

Asimismo, el Ministerio de Salud Pública recibiría más de RD$17 mil millones; Educación más de RD$10 mil millones; Obras Públicas RD$6 mil millones; Agricultura más de RD$5 mil millones; Interior y Policía más de mil millones de pesos; Medio Ambiente, RD$ 657, millones 849 mil 906; Defensa, RD$224 millones 090 mil 309 y el Senado de la República RD$100 millones.

Dentro del desglose del aumento de apropiaciones en gastos y aplicaciones financieras del proyecto de ley, se establece que Presidencia destinará más de RD$2 mil millones a la Oficina de Ingenieros y Supervisores de Obras del Estados (OISOE), bajo el concepto de “deuda pública y otras operaciones financieras”, entidad que pretende eliminar Abinader.

Mientras que en la Administración de Obligaciones del Tesoro Nacional, Abinader indicó en la previa del proyecto que el “resto del incremento de apropiaciones” destinada a este renglón (RD$7,650 millones), serán transferidos a la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), bajo el argumento de “cubrir el déficit de las empresas eléctrica estatales en los meses restantes del año”, otra entidad a eliminar por el mandatario.

No obstante, esta observación no aparece detallada en el desglose de los gastos expuesto en el proyecto de ley.

Por otro lado, el Poder Ejecutivo presenta en su artículo 4 la potestad para realizar traspasos de apropiaciones entre fuentes y capítulos del Gobierno Central, por un monto de RD$4 mil millones.

Entre las instituciones a las cuales se les reducirá sus apropiaciones están la Junta Central Electoral (JCE) con RD$2 mil millones; el Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt), mil millones; Deportes y Recreación, RD$331 millones 392 mil 754; Hacienda, RD$273 millones 602 mil 347 e Industria y Comercio, con RD$213 millones 717 mil 482.

Otros ministerio afectados serían el de Cultura, con RD$188 millones 2 mil 371; Relaciones Exteriores, RD$65 millones 350 mil 000; Trabajo, RD$58 millones 764 mil 475; Economía, RD$45 millones 123 millones 507; Turismo RD$47 millones 950 mil 618 y Agricultura, RD$103 millones 881 mil 111.

Lo contradictorio respecto a estos dos últimos ministerios, es que en ambos se han establecido inversiones para incentivar la producción agrícola (Ministerio de Agricultura), a través de la aplicación financiera de RD$5,000 millones y la reactivación de la actividad turística (Ministerio de Turismo), con una inversión de 28 millones de dólares.

Esta transferencia de apropiaciones iría destinada a una sola entidad, la Presidencia de la República, dinero que está estipulado enviarse al Gabinete de la Política Social, con el gasto conceptualizado de “protección social”.

Ingresos

Además de esta redistribución de los fondos públicos en las instituciones, para poder solventar los compromisos establecidos por el presidente Abinader, este indicó que se recurrirá al financiamiento, tanto doméstico como externo.

Sobre el endeudamiento, el artículo número 5 del proyecto de ley establece lo siguiente: Se autoriza al Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Hacienda, a incrementar las fuentes financieras en la Ley de Presupuesto General del Estado para el año 2020, por un monto de hasta Doscientos Dos Mil Veinte Millones Novecientos Cuarenta y Siete Mil Trescientos Treinta y Nueve Pesos Dominicanos (RD$202,020,947,339), a fin de compensar las modificaciones introducidas en los artículos 1 y 3 de la presente Ley.

Y, en su artículo siguiente, establece que se autorizará al Ministerio de Hacienda, a concertar operaciones de crédito público, mediante la colocación de bonos o crédito bancario en el sistema financiero, por el mismo monto que se pretende obtener.

Para justificar la necesidad de tomar créditos, en el proyecto se reconoce la caída en las recaudaciones por un monto de RD$62,745.2 millones respecto a lo estimado en la última modificación al Presupuesto General.

Esta reducción es explicada por las medidas tributarias adoptadas para “aliviar” las restricciones de caja que enfrentan las miles de empresas y que incluyen la exoneración del pago del anticipo del Impuesto sobre la renta, a los hoteles y las micro, pequeñas y medianas empresas, así como a algunos productos.

En ese mismo, el escenario  prevé una disminución del Producto Interno Bruto (PIB)  nominal de -1.6 por ciento, en relación al del 2019 y una caída del PIB real a -4 por ciento, con respecto al año anterior.

Ir a la fuente

Advertisement