Quiosco

Poniendo distancia en relaciones cercanas

Ayer hablé un tanto sensible para muchos ya que tantas veces entendemos que sí o sí debemos sanar una relación y ser cercanos para poder seguir con nuestras vidas en paz y sanamente.Sin embargo, como ayer pudieron ver brevemente, no siempre es el caso. Muchas personas viven heridas importantes, debido al sistema en el que se establece una relación. 

Es un mito que nuestras relaciones familiares todas TIENEN que ser cercanas. Muchas relaciones por sus interacciones y dinámicas son hirientes y garantizar cierta distancia en las mismas es una forma sana de cuidarnos y de cuidar la misma relación. 

Pero ojo, esto no aplica en todos los casos. La mayoría de los casos si ambas partes ponen de su parte son relaciones que habiendo pasado por procesos de sanación pueden llegar a cercanas interacciones sin necesidad de herir. 

¿Cómo puedo percatarme si una relación con un familiar necesita de ese espacio sano para poder vincularse desde el amor propio? Aquí te dejo algunas de las situaciones:

  • Cuando existe un diagnóstico no tratado en una de las partes.
  • Cuando la relación se basa en la violencia física o emocional. 
  • Cuando las interacciones de la relación impulsan comportamientos adictivos o de compulsión (sea con comida, compras, consumo de sustancias, etc.) 
  • Cuando la relación te invalida como persona y te hace dudar de tus deseos, ideales o convicciones al punto de sentir culpa.

Nunca es tarde para amarte y poner distancia en una relación, así como tampoco es tarde para trabajar en aquellas que sabes con mutuo esfuerzo se puede salir adelante.

Lic. Clarissa Guerrero Subero, M.A.

Psicóloga Clínica Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Parentalidad Consciente

Autora del libro infantil ¨La Valiente Luli¨

Instragram y Facebook @lic.clarissaguerrero 

 

Clarissa Guerrero Subero

Psicóloga Clínica
Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Certificada en Parentalidad Consciente.

Advertisement