Quiosco

“No voy a renunciar”, dice el gobernador de Nueva York denunciado por acoso sexual

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo el miércoles que no renunciará a su cargo tras ser denunciado por acoso sexual por tres mujeres, dos de las cuales trabajaron para él.

“No voy a renunciar”, dijo Cuomo en su primera conferencia de prensa luego de la revelación de las acusaciones.

El gobernador demócrata pidió disculpas por su conducta y urgió a los residentes del estado de Nueva York “que esperen los hechos del informe del fiscal general antes de tener una opinión” sobre lo acontecido.

“Actué de una manera que hizo que personas se sintieran incómodas” pero “no fue intencionado”, señaló Cuomo, de 63 años. “Me siento horrible sobre eso, y francamente estoy avergonzado”, dijo al borde de las lágrimas, con la voz temblorosa.

“Nunca toqué a nadie de manera inapropiada”, afirmó. “Ciertamente nunca, nunca tuve la intención de ofender o hacer daño a alguien o causar dolor a alguien”.

Cuomo dijo que cooperará “totalmente” con la investigación independiente que lleva a cabo la fiscal general del estado, Letitia James.

“Pido perdón por cualquier dolor que haya podido causar a alguien, nunca fue mi intención y seré una mejor persona a raíz de esta experiencia”, sostuvo.

Cuomo ha caído en desgracia en los últimos días, tras convertirse en una estrella nacional en 2020 por su manejo de la pandemia de covid-19.

Varios analistas anticipaban que formaría parte del gobierno del presidente Joe Biden, pero ahora varios miembros de su partido piden su renuncia. 

Cuomo, que ya era blanco de críticas por retener información sobre el número de fallecidos por coronavirus en las residencias de ancianos del estado de Nueva York, habilitó formalmente el lunes que se lo investigue después de que dos excolaboradoras lo acusaran de conducta inapropiada.

Horas después, la joven Anna Ruch, de 33 años, que a diferencia de las anteriores denunciantes nunca trabajó con él, relató al diario The New York Times que en una boda en 2019 Cuomo colocó la mano en la parte baja de su espalda, y cuando ésta la retiró, sujetó sus mejillas con ambas manos y le preguntó si podía besarla.

“Estaba tan confundida, conmocionada y avergonzada”, dijo al diario la joven. “Giré la cabeza y me quedé sin palabras”.

Políticos demócratas y republicanos se han unido a las denunciantes y a asociaciones contra el acoso para pedir la dimisión del gobernador, cuyo tercer mandato termina finales de 2022. En teoría Cuomo puede presentarse a un cuarto mandato.

“Si estas acusaciones son ciertas, no puede gobernar”, dijo el martes el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, también demócrata y un viejo rival de Cuomo.

Ir a la fuente

Advertisement