Quiosco

La Juventud de hoy está perdida…

Esta típica frase viene repitiendo de generaciones atrás. Sin embargo, no puedo negar que me duele escuchar a muchos adultos perder la fe y esperanza del futuro porque califican a las generaciones más jóvenes de incapaces o poco comprometidos.

En esta semana conmemoramos el día internacional de la juventud y yo decido llenarme de esperanza porque cada vez son más los jóvenes que llegan a mi consulta buscando un propósito, con intención de hacerlo mejor cada día, con mucha chispa y creatividad de la que podemos aprender. Somos nosotros, los adultos, los que tenemos que analizar qué está pasando si sentimos que el compromiso no es el mismo o que sus motivaciones y sueños se enfrían. Somos nosotros los que tenemos que valorar si la forma en que estamos comunicándonos es la que ellos necesitan escuchar porque efectivamente somos nosotros los responsables de subir esta generación que sería el futuro del que tanto hablamos.

Yo tengo mucha esperanza en que la juventud si está trabajando para algo mejor, no de la manera en que lo conocemos o que fue en nuestros días, pero de la forma en que el mundo lo necesita hoy.

Tener fe en la juventud es necesario pero sobre todo TRABAJAR por y para la juventud es urgente.
​​

Lic. Clarissa Guerrero Subero, M.A.

Psicóloga Clínica Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Parentalidad Consciente

Instragram y Facebook @lic.clarissaguerrero

 

Clarissa Guerrero Subero

Psicóloga Clínica
Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Certificada en Parentalidad Consciente.

Advertisement