Quiosco

La herida que deja Papá

Ya culminando el mes de los padres no puedo evitar reflexionar en todas aquellas personas que les ha tocado crecer sin esa figura de papá. No por falta de presencia física, sino por distancia emocional. 

Esa herida que deja papá cuando decide no estar es una herida real y es importante que la nombres, lo aceptes y decidas trabajarlo y perdonar. Hacerlo por ti y tu bienestar. Muchas veces estos procesos se interiorizan como procesos que se hacen por el otro. Sin embargo, cuando decides sanar una parte de tu historias te sanas a ti mismo y sanas a las generaciones que están por venir. 

Dentro de su ausencia… ¿Qué te enseño papá? ¿Cuáles son las grandes lecciones de su vida en la tuya? ¿Qué pudieras evitar para no repetir? La ausencia deja sus mensajes y el hecho de que haya decidido no estar también habla de su historia.

Regálate sanar y perdonar para que puedas seguir adelante más liger@, con menos carga. 

Lic. Clarissa Guerrero Subero, M.A.

Psicóloga Clínica Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Parentalidad Consciente.

Instragram y Facebook @lic.clarissaguerrero

 

Clarissa Guerrero Subero

Psicóloga Clínica
Especialista en Terapia Infanto-Juvenil y Certificada en Parentalidad Consciente.

Advertisement