Quiosco

La ambición hace desaparecer la prudencia y mata la decencia

Porque: La ambición convierte al hombre, en un ser ruin y mezquino.   Nunca se contenta con poco, quien desea mucho. Comúnmente se queda sin nada, quien lo quiere todo. Quevedo.- El pensar si será la ambición algo así como una inspiración natural en el hombre, que le proporciona un incentivo para mejorar la vida […]

The post La ambición hace desaparecer la prudencia y mata la decencia appeared first on El Día.

Advertisement