Quiosco

Génesis Montero, la joven agredida por su pareja que vive para contarlo

Génesis Montero, es la joven de 21 años, quien jamás imaginó que desde el pasado lunes 25 de abril su vida cambiaría de un día a otro, en vista de ser agredida física, sexual y mentalmente por su expareja Leonardo Martínez.

Montero bajo un tono de voz ronca y con mucha tos relata que el día anterior al suceso, supuestamente inició otras de las tantas discusiones que frecuentaban en la relación. En medio de la controversia, se produjo un forcejeo con el cual la joven culminó con la boca partida.

“El domingo compartí con mi familia y amigos, pero cuando llegué a la casa, sin ningún motivo empezó con una discusión. Me agredió y me partió la boca”, afirmó.

Aseguró que en una de las peleas anteriores, Martínez le había destruido un dispositivo móvil y por tal razón al tocar el suelo de su hogar con temor de que sucediera otro altercado, procedió a encubrir el único soporte que le serviría como medio de comunicación y prueba. 

Expne que alrededor de las 10:00 de la mañana buscaba las pertenencias de su hija de 5 años quien al iniciar la situación “por fortuna” no se encontraba en la casa. 

“Cuando fui a la habitación, él entró detrás con una ropa deportiva azul. Yo le dije: déjame tranquila, ya lo que tenemos es que culminar esta relación. Mejor vete”, recuerda.

De igual modo, expresó que todo había sido planeado, ya que al momento de alzar la voz el agresor se incomodaba y supuestamente le ofrecía golpes.

En ese momento, empezamos a discutir y él me decía te voy a dar, baja la voz”, dijo.

Recuerda que tras salir de la habitación, Martínez se encontraba en el pasillo que guarda conexión con los dormitorios.

“En la casa teníamos varios días sin agua, yo le digo como no tenemos tanta agua toma el jarro, y ahí mismo sacó una lanilla llena de amoniaco”, dijo.

Afirma que sacó de sus bolsillos una lanilla e inmediatamente se la introdujo en la boca. Luchó por mi vida sin cesar.

¡Auxilio! ¡Auxilio!, fueron las únicas palabras que pudo gritar por si alguien la escuchaba, sin embargo, nadie se percató, continuaba relatando con su boca en muy mal estado fruto de la agresión.

Según Montero, a pesar de que permanecía en un estado delicado, el hombre nunca le quitó el paño de la cara. Recuerda como en una ocasión pudo tomar un poco de oxígeno y en el instante la apretaba con mayor fuerza.

Añade que en medio de la odisea, resultó violada y amordazada hasta las 5:00 de la tarde.

Con lágrimas derramadas por su piel quemada, reitera como fue desvestida por su expareja y acostada con las manos atadas. “Me penetraba bruscamente sin importarle el dolor que yo sentía”.

“El actuaba como un psicópata, me decía que linda tu eres y como que todo era normal. Me tenía amarrada con una extensión, un trapo en la boca y cuando él me lo quito empezó a salir toda la flema, sangre. Me asfixiaba”. Su rostro quedó completamente desfigurado, lo que ella pudo comprobar al mirarse en un espejo.

Familia se entera del hecho

De acuerdo a la víctima, su hermana, Darialys Rolllins, tras esta no contestar las llamadas visitó la casa de su pariente para saber qué pasaba.

“Cuando ella llegó el le dijo que yo me había caído en el baño, y al momento de entrar me pude quitar el paño y comencé a llorar”.

Asegura, que en todo momento su atacante no permitía que se quedara con algún familiar u otra persona a solas, siempre observando cada uno de sus movimientos.

“Cuando mi madre me abrazó, la apretaba por detrás y con la mirada le reflejaba otra cosa”, declara.

También manifestó ante el personal médico denunció los daños a los que la había sometido su pareja quien alegaba haberla encontrado en ese estado tras caerse en el baño.

Detenido

Leonardo Martínez Solís fue apresado en el hospital donde la joven recibía las primeras atenciones médicas. Ayer el juez de la Oficina de Atención Permanente de San Cristóbal, José Carlos Arias, le dictó tres meses de prisión preventiva como medida coerción, tras ser acusado de intento de asesinato, así como actos de tortura y barbarie.

Mientras, Génesis Montero presenta quemaduras producto del químico que le ha afectado parte de su rostro y órganos por lo que continúa bajo observación médica en el Hospital Francisco Moscoso Puello.

Ir a la fuente

Advertisement