Quiosco

El puente de “La 17” evidencia deterioro progresivo

El óxido, la corrosión de su estructura, los agujeros, los parches y el estruendo que causan las planchuelas al impactar los neumáticos de los vehículos son muestras de que el puente Francisco del Rosario Sánchez o de “La 17” está viejo y que no ha recibido mantenimiento en años.

Este puente de vigas, construido por una empresa venezolana, tiene poco más de 800 metros de extensión y fue inaugurado en 1974. Es una de las plataformas de tránsito vehicular entre el Distrito Nacional y el municipio Santo Domingo Este.

Las bases del viaducto están prácticamente intactas, pero la parte metálica ha sido impactada por las condiciones del tiempo y en algunos lugares de la estructura parte del metal está podrido. Con frecuencia se deteriora parte del pavimento, sobre todo en la cabecera de la parte de Los Mina, en dirección Oeste-Este que ha obligado a las autoridades a remendar el lugar en múltiples ocasiones.

En la actualidad una planchuela de tres cuartos de espesor causa tremendo ruido cada vez que un vehículo la impacta debido a que los tornillos que la sostenían, al parecer, se aflojaron, lo que no deja en paz a las familias que viven debajo del viaducto desde hace décadas.

Cuentan vecinos que de noche es cuando más molesta el estruendo del choque de los metales, cuyo sonido se escucha en casi toda la parte habitable. Otro de los problemas es la permanente fuga de agua de un tubo que está sobre la parte seca del lado de Santo Domingo Este.

La situación ha contribuido al deterioro de una parte de la estructura metálica y ninguna autoridad se motivado a corregir el problema a pesar de que tiene más de 10 años. En algunas partes de los hierros hasta han crecido árboles y en otros lugares son lugares de nidos de palomas y otras aves.

Mantenimiento en proyecto

Mélito Santana, viceministro de Mantenimiento Vial del Ministerio de Obras Públicas, afirma que desde que el puente fue construido hace 47 años, nunca se le ha dado un mantenimiento profundo, lo que demuestra el deterioro al observarlo por debajo.

Lo más que se ha hecho es reponer parte de los metales del pasamano o barandilla que hace unos años eran sustraídas y la pintura de la misma. Personas que han visto el puente por debajo temen que si no se le da el mantenimiento adecuado, la estructura pueda tener mayores problemas.

Hay planes de intervenir primero la parte de la planchuela movible que causa los ruidos para rehabilitar el espacio de más de un mero con material de concreto, pero los planes de rehabilitación son a mayor plazo.

“Ese es el primer paso que se va a dar, luego se va a hacer un estudio profundo para ver porque realmente el puente de la 17, desde que lo hicieron, no ha tenido una reparación profunda, este año o al principio del otro, pensamos hacerle una intervención bastante profunda”. Dijo Santana.

Este es uno de los puentes más importantes tanto del Distrito Nacional como del municipio Santo Domingo Este debido a que conecta no solo a ese municipio, sino también a Santo Domingo Norte por Sabana Perdida.

Ir a la fuente

Diario Libre

Noticias de última hora de República Dominicana en Diariolibre.com, periódico líder en lectoría.

Advertisement