Quiosco

¡Cuidado con las lámparas UV! Pueden causar daños a tu piel

Las lámparas de luz ultravioleta (UV) se han convertido en un aliado de las manicuras. Ahora recurrimos con bastante frecuencia a ellas, sea para acelerar el secado o endurecer los esmaltes en gel caliente, ya que nos permiten lucir unas uñas perfectas por mucho más tiempo. Pero ¿sabes que estos aparatos de luz pueden causar daños a tu piel?

Así lo sugiere una investigación realizada por la Georgia Regents University, y es que tras analizar los casos de dos mujeres que desarrollaron cáncer de piel y células escamosas en sus manos, llegaron a la conclusión de que en ambos casos fueron producto de la sobreexposición a los rayos UV de las lámparas para uñas.

Se trata de un tema que la dermatóloga Claudia Hernández también ha abordado. En una publicación reciente en su cuenta de Instagram (@draclaudiahdezderma) sobre las consecuencias de abusar del uso de gel caliente, la doctora destaca el peligro de estos máquinas. “Los rayos UV de la lámpara causan daño acumulativo en la piel. Esto quiere decir que cuanto más seguido se realice, mayor será el daño sobre la piel de las manos”, dice en su post.

Pero tranquila, tampoco es para que te alarmes. Los expertos aclaran que las probabilidades de padecer cáncer de piel a causa de la exposición a lámparas para uñas son muy bajas. “En un análisis realizado a varias maquinas de este tipo, en diferentes circunstancias, se comprobó que el impacto que generan es realmente débil”, sugiere un articulo publicado en el portal Salud 180, citando un estudio liderado por las profesionales Alina Markova y Martín Weinstock.

Entonces, ahora que estás informada, ¿qué debes hacer? La verdad es que no necesariamente debes renunciar a las manicuras en gel. Para desarrollar cáncer de piel una persona debería estar expuesto a unos 60 julios, que es la unidad utilizada para medir la energía, por centímetro cuadrado, y ninguna lámpara UV de las que se utilizan en salones de belleza, de acuerdo a lo determinado por la investigación de la Georgia Regents University, alcanza ese nivel de energía.

Lo que sí debes tomar en cuenta es no exceder su uso; utilizarlas de una a tres veces por mes no supone ningún riesgo, pero si te expones de ocho a 14 veces entre 24 a 42 meses, se alcanzaría el umbral suficiente para dañar tu piel, al menos en una mínima proporción.

Recomendaciones que ofrece la dermatóloga Claudia Hernández:

-Recurre a las uñas en gel solo de forma ocasional.

-Aplica protector solar en tus manos antes de la exposición a la lámpara UV.

-No permitas que te retiren las cutículas, porque esto incrementa el riesgo de inflamación e infecciones, además de secar la uña.

Ir a la fuente

Diario Libre

Noticias de última hora de República Dominicana en Diariolibre.com, periódico líder en lectoría.

Advertisement