Quiosco

Crismery pensó que podía conseguir plata en Tokio

Crismery Santana quería más. Pero los nervios también están presentes como un adversario a vencer. Pese a eso, su coraje le permitió totalizar los 256 kilogramos, suficientes para asegurarse la medalla de bronce del torneo de pesas de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Si los planes se hubieran dado a su favor como esperaba, pudo ser plata. “Veníamos con esa intención, con eso en la cabeza de que sí se podía lograr una medalla”, dijo Santana a Diario Libre. “Pero yo quería de corazón, hacer mis seis mis movimientos, pero hay que dar gracias a Dios por todo, porque hay muchas cosas que arreglar y que refinar”.

Ella quedó tercero detrás al levantar 116 kg en arranque (segunda) y 140 en envión (tercera) para totalizar sus 256 kg, que la dejaron en tercer lugar, detrás de la china Zhouyu Wang (120/150/270), con el oro y la ecuatoriana Tamara Salazar (113/150/263) para la plata.

La dominicana falló los 119 kg en envión y dos veces los 144 kg en arranque, de lograrlos hubiera asegurado plata.

Santana se lleva el mérito de convertirse en la primera mujer dominicana en ganar un podio olímpico en deporte individual, como la primera de su deporte. Marileidy Paulino y Anabel Medina son las primeras mujeres del país (equipo) con medalla, al ganar plata en el relevo de 4×400 mixto en estos Juegos el 31 de julio. Ese mismo día, Zacarías Bonnat se hizo de la plata para ser el primer pesista con una presea olímpica.

Santana quería ir por más. “Claro, veníamos trabajando para eso. Pero los nervios, la emoción traicionan y sentía unas cuantas debilidades, pero nada grave. Gracias a Dios todo bien. Y me siento agradecida con Dios”.

¿Y sobre los seis millones?

Deja escapar una carcajada. Y dice “sí”, pero subraya: “es lo menos en lo que he pensado después de la participación”.

Primera mujer

Yuderqui Contreras (Pekín 2004) y Beatriz Pirón (Londres 2012) finalizaron en cuarto lugar en esas ediciones de los Juegos Olímpicos. Wanda Rijo (Sidney 2000/Atenas 2004); Yuderqui Contreras (Pekín 2008/Londres 2012/Río 2016) y Beatriz Pirón (Londres 2012/Río 2016/Tokio 2020) son las únicas mujeres en visitar unas Olimpíadas.

Santana lo logró 21 años después. “La verdad que estoy haciendo un sueño realidad de muchas mujeres, en especial las de pesas, que han luchado tanto en Juegos Olímpicos por una medalla y no lo lograron lastimosamente. Entonces siento que estoy haciendo el sueño realidad de esas mujeres”, dijo Santana.

“Estoy contenta con La Chahi (su nombre entre sus cercanos). Me siento como si hubiese sido yo que hubiera tomado la medalla. Siento que ella hizo como el sueño mío realidad”, dijo Contreras, su amiga y futura inmortal. “Quería que ella ganara para que me exonere unos cuartos que le debo”, dice en broma mientras se sonríe. “No dormí esperando esa competencia. Me alegro mucho por ella”.

Agradecimientos

Crismery Dominga Santana Peguero le dedica su medalla a Dios, su familia, al pueblo dominicano, a su Federación, al Comité Olímpico Dominicano, al Creso, al Ministerio de Deportes, a la Policía Nacional por su apoyo y al Banco Central “porque siempre ha estado ahí para uno”.

¿Un momento, al Banco Central? Es como suena y ella lo explica. “Cuando yo logré mi medalla en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla (2018), ellos me invitaron a los Juegos Bancentralianos que lo hacen cada año”. En esa versión de 2018 le dedicaron los Juegos. “Me invitaron para la inauguración. En ese evento, el Banco quedó con hacerme la casa y una ayuda hasta los Juegos Olímpicos y sí, han sido muy generosos conmigo y gracias a Dios mi mamá vive feliz en esa casa (desde 2019), por eso le agradezco mucho”.

Ir a la fuente

Diario Libre

Noticias de última hora de República Dominicana en Diariolibre.com, periódico líder en lectoría.

Advertisement