Quiosco

Academia Valdez, donde la disciplina y educación valen más que el talento del jugador

Allí se preparan jugadores de la categoría de Juan Soto, Starling Marte, Cristian Pache y Mel Rojas Jr., entre otros

SANTO DOMINGO. – Desde el año 2016 la Academia de Béisbol Valdez, la cual opera en el complejo ubicado en la avenida 30 de Mayo,  frente al antiguo Manresa, Distrito Nacional, viene desarrollando jugadores con el fin de que estos puedan lograr la meta de ser firmados para una organización de Grandes Ligas.

Contenidos relacionados

El presidente de esta academia es Robertson Valdez (Robert), un joven de 31 años que jugó ligas menores con varios equipos de Grandes Ligas y que ha impuesto como principal norma para admitir un niño en sus instalaciones, que este debe estar estudiando y ser disciplinado.

Durante una entrevista concedida a Valdez fue enfático en puntualizar que en su academia se fomentan los principios y valores los cuales, a su vez, combinan con el deporte.

Robert Valdez mientras ofrecía detalles al periodista Rafael Zapata

“Tenemos la combinación de lo que es la educación y la disciplina con el deporte, creemos mucho que, si no hay disciplina ni educación, por mejor atleta que tú seas, no llegas. Nosotros nos enfocamos mucho en eso también, de combinar el talento con la disciplina”, expresó el joven instructor.

Valdez agradeció a los padres por el apoyo que hasta el momento le han brindado y exhortó a los que aún no conocen sobre su proyecto a que se acerquen al lugar.
“Le garantizamos que sus hijos van a estar en un ambiente donde hay educación, primero, disciplina y donde ponemos el 100 por ciento para tratar de desarrollar a su hijo”, dijo Valdez.

Em ese sentido, recordó que la principal exigencia que le hacen a los padres cuando llevan los niños a la academia es que deben de estar estudiando.

“Que tanto el niño como el padre tengan educación y disciplina y que también estén enfocados en su colegio. Nosotros tenemos niños que están en la pensión con nosotros, pero también estudian y eso para mí es lo más importante, porque a mí así fue que me enseñaron, sin educación y con talento tú no llegas, la disciplina le ganó al talento”, acotó.

Un espacio para todas las edades

Valdez dijo que la academia que preside es un servicio abierto para todos los niños que tengan el deseo de jugar, razón por la que actualmente allí practican infantes con edades de cuatro años en adelante.

La academia cuenta con una impresionante caja de bateo

“Tanto niños como jóvenes, atletas de Grandes Ligas pasan por aquí por la academia. Tenemos todas las categorías, desde niños de seis, cinco y a veces vienen niños hasta con cuatro años y nosotros le buscamos la vuelta de darle un entrenamiento especial para reforzarlo”, expresó Valdez.

Todo tipo de preparación

La academia está dotada de toda la preparación que amerita un jugador hasta lograr ser firmado y también para luego de ese importante proceso, según explicó Valdez.

“Nosotros aquí tenemos todo tipo de preparación, como entrenamientos físicos, un buen gimnasio, buenos entrenadores, práctica de bateo, de infielder, outfielder para que los jóvenes vengan y se desarrollen en una sola línea”, expresó.

Argumentó que la academia está configurada para que los padres no tengan que buscar otro lugar donde entrenan sus hijos “para que no haya tanta información diferente” para estos.

La caja de bateo de la academia Valdez

“Por eso decidí que en una misma estructura estén todos los servicios, y ya desarrollamos Valdez Béisbol Program (VBP), que es un programa de desarrollo para los jóvenes que le vemos talento y lo ayudamos para que puedan firmar, dijo el ejecutivo de dicha academia.

Manifestó que, pese a no tener mucho tiempo que inició, ya el programa cuenta con algunos prospectos que cuentan con el talento y potencial para ser firmados por los equipos de Grandes Ligas.
“Ya tenemos algunos prospectos que ya algunos scouts están interesados para firmarlos”, expresó Valdez, antes de agregar que por su academia han pasado muchos jugadores firmados, pero que non sido desarrollados allí.

Origen de la academia

Robertson Valdez, fue jugador de ligas menores de los Piratas de Pittsburg y los Medias Blancas de Chicago desde el 2009 hasta el 2015. También jugó en una liga independiente, en New Jersey.

Narró que a raíz de que no pudo llegar a las Grandes Ligas le surgió la idea de instalar un proyecto de esta naturaleza con el fin de que dedicar sus conocimientos para que muchos niños y jóvenes se beneficiaran del mismo.

Fue así como en el año 2016 emprendió con la academia que lleva su apellido, la cual inició en el Club Coanca “simplemente con una maquina de bateo y mucho cariño”.

Dijo que según los niños fueron desarrollándose en su proyecto, lo que provocó que la voz se fuera regando y con ella más padres se fueron interesando en inscribir sus hijos allí.

“Ya hemos podido crecer como estructura, gracias a Dios. Empezamos con el club de bateo, luego íbamos haciendo campamento, hicimos la liga y ya gracias a Dios tenemos un moderno centro de entrenamiento aquí en la capital”, manifestó Valdez.

Peloteros se preparan allí

En las modernas instalaciones de la citada academia no solamente concurren niños, adolescentes y jóvenes en busca de lograr su sueño de firmar para un equipo de Grandes Ligas, sino también destacados jugadores de Grandes Ligas, quienes acuden al lugar a prepararse físicamente.

Tal es el caso de figuras como Juan Soto, Starlin Marte, José Marmolejos, Cristian Paché, jardinero de los Filis de Filadelfia, Jimmy Pardes, Gregory Polanco, Domingo Leyba, Willy García, Alen Hanson, Mel Rojas Jr., y José Marmolejos.

En ese listado también está Robel García, quien jugó Grandes Ligas con Houston y los Cachorros de Chicago y ahora pertenece al Licey en Lidom, así como un sin número de jugadores de ligas menores que se dan cita allí durante la temporada muerta.

En la academia se pueden observar las imágenes de todos los peloteros que se preparan físicamente allí

Recordó que conoció a Juan Soto cuando este jugaba clase A y que en ese entonces trabajó varios meses con él.

Su padre fue la inspiración para iniciar el proyecto

Robert reveló que su padre Roberto, quien también fue pelotero de ligas menores, siempre tuvo en mente realizar el proyecto que luego él hizo realidad.

Manifestó que su progenitor inició en el 2003 la academia Valdez, pero no logró los resultados esperados, por lo que inspirado en esa idea finalmente se pudo lograr la meta.

“Cuando yo tenía 9 o 10 años, mi padre, Roberto Valdez, inició el proyecto en el 2003, y él siempre caminaba por aquí, esto era un solar vacío y él se sentaba ahí a soñar con esto y una de las mayores inspiraciones mías de desarrollar el proyecto fue mi padre”, dijo de manera orgullosa el más joven de los Valdez.

Robert junto a su padre Roberto

De su lado, su padre dijo que sintió una gran emoción cuando su hijo le dijo que instalaría la academia.

“Esto es parte de la vida, de los sueños, cosa que el plan de Dios tiene en la vida de uno, que a veces un o desconoce, pero te dijo una cosa, en verdad fue algo muy emocionante yo estando en Estados Unidos y que escuché de él decirme que iba a continuar la liga que yo dejé”, expresó el señor Roberto, quien fue firmado por los Cerveceros de Milwaukee.

El hombre de béisbol, quien trabaja como instructor en una liga de Boston, Estados Unidos, dijo sentirse orgullo porque su hijo haya continuado su legado.

“Yo tuve el deseo de hacerlo, pero Dios le dio la bendición a él”, manifestó Valdez padre, quien también ha trabajado como coach de ligas menores de los Marineros de Seattle.

En esas funciones le tocó trabajar con jugadores de la categoría de David Ortiz, Damaso Marte, Jesús Tavárez, Arquímedes Pozo, y Dámaso Marte, entre otros.

Luego trabajó con los Rojos de Cincinnati, y los Mets de Nueva York, donde le tocó ser instructor de los jugadores Juan Lagares y Carlos Gómez.

La “Mamá Gallina”

La “Mamá Gallina” es el mote que le han dado los pollitos (los niños de 5 a 8 años) a la señora Amarilis Soto, quien es la persona que vela para que estos se comporten de manera disciplinada en todo momento mientras están dentro del campo de la academia Valdez.

Dijo que su misión principal es corregir a los niños, “porque aquí tenemos mucha disciplina, mucho orden”.

También esta señora funge como una especie de cuidadora mientras los padres regresan a buscar a sus pequeños.

“Tenemos un chat, las mamás de los pollitos, por donde nos comunicamos todas las cosas y el último sábado de cada mes hacemos una actividad y para esos nos reunimos tres madres y traemos una picadera”, expresó Soto.

Destacó el trabajo que hacen los entrenadores, a quien calificó como “unos muchachos muy buenos, con mucha disciplina, y que tratan muy bien a los niños”.

Añadió que por eso es que “nosotros somos Valdez, para mi la mejor academia de béisbol que hay aquí ahora mismo, en todos los sentidos, porque inclusive somos los únicos que guardamos todas las reglas habidas y por haber que exigen en los torneos como en los intercambios normales”.

Entre ellas citó la que tiene que ver con las edades, donde según sus palabras, los niños en participar en esos eventos siempre tienen las edades correspondientes.

Cómo se desarrollan los niños según sus edades

Al trasladarse a uno de los plays donde el día de la entrevista se realizaba un partido entre jugadores de la misma liga, Valdez explicó cómo ha configurado el programa de desarrollo de los muchachos.

Uno de los niños que practican en la liga Valdez

“Aquí nosotros desarrollos los niños que tienen entre nueve y diez años y once y doce años, aquí ya esos niños nosotros los tenemos con sus días asignados”, expresó.

Dijo que los niños que tienen edades entre nueve y diez años practican los lunes y los jueves de 3:00 PM a 6:00 PM, donde entrenan por tres horas que consiste en bateo, práctica de fundamento, defensa, preparación física y juegos internos.

Mientras que los que tienen entre 11 y 12 años practican los martes y viernes a la misma hora.

En tanto que los sábados, son los días programados para los juegos internos, donde cada equipo juega entre tres y cuatro horas para darle la mayor cantidad de turno a cada jugador, contó Valdez.
Agregó que en ese complejo los jugadores permanecen hasta los doce años y luego son enviados a otro play habilitado para esa categoría.

“Entonces ya esos niños nosotros los vamos scauteando para los que más talentos tengan pasarlo al Valdez Béisbol Program, que es un programa de desarrollo para fines de firmas o becas deportivas”, explicó.

Hijos de pelotero

En la academia Valdez actualmente practican hijos de varias estrellas del béisbol, así como de otros que no fueron tan brillantes, pero que también jugaron Grandes Ligas
Entre ellos figura Pedro Guerrero, quien es hijo de Vladimir Guerrero y está allí desde que tenía ocho años.

Robert Valdez junto al equipo de los pollitos

“Su madre Pamela Rijo, que es hija de José Rijo, somos buenos amigos y me entregó a su hijo desde esa edad para que nosotros seamos parte de su desarrollo”, expresó Valdez.

También citó a los hijos del actual gerente de los Leones del Escogido, Luis Rojas, el hijo de Robel García, uno de Diego Goris, los hijos de Eduardo Núñez, extorpedero de Grandes Ligas, y los del exlanzador de liga mayor Esmerling Vásquez.

Valdez agradeció Dios y luego a “esas estrellas” por confiar en su academia para desarrollarse sus hijos en el mundo del béisbol.

Quiosco Periódico Digital