Quiosco

Españolas insisten en su «voluntad de no ser convocadas» para la selección

MADRID.- Las internacionales españolas han insistido este lunes mediante un comunicado en su «voluntad de no ser convocadas por motivos justificados» para la selección femenina de fútbol, horas después de que la nueva seleccionadora nacional, Montse Tomé, anunciara la lista de las 23 jugadoras llamadas para los primeros dos compromisos de la Liga de Naciones.

Las futbolistas señalan que lo expresado en un comunicado anterior «deja claro y sin ninguna opción a otra interpretación» su «firme voluntad de no ser convocadas por motivos justificados» y que «estas afirmaciones siguen plenamente vigentes».

Las jugadoras aclaran que «durante los posteriores días a ese comunicado» quieren «poner en conocimiento público que no se ha transmitido nada diferente a ello a ningún integrante de la RFEF», por lo que piden «expresamente que la información que se transmita públicamente sea rigurosa».

«Nosotras, como jugadoras profesionales de elite y tras todo lo acontecido en el día hoy, estudiaremos las posibles consecuencias legales a las que nos expone la RFEF al ponernos en una lista de la que habíamos pedido no ser convocadas por razones ya explicadas públicamente y con más detalle a la RFEF, y con ello tomar la mejor decisión para nuestro futuro y para nuestra salud», añaden.

Asimismo, consideran que la convocatoria «no se ha realizado en tiempo y forma, de conformidad con el art. 3.2 del Anexo I del Reglamento sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores de la FIFA», por lo que entienden que la RFEF «no se encuentra en disposición» de exigirles «acudir a la misma».

«Lamentamos una vez más que nuestra Federación nos sitúe en una situación que nunca hubiéramos deseado», concluyen en su nota.

El pasado 15 de septiembre 39 jugadoras, entre ellas 21 de las 23 campeonas del mundo, reclamaron a la RFEF la reestructuración del organigrama de fútbol femenino y aseguraron que los cambios hechos en el organismo «no son suficientes para que se sientan en un lugar seguro».

En el comunicado de ese día las jugadoras pidieron a la RFEF cinco cambios: La reestructuración del organigrama de fútbol femenino y la del gabinete de la presidencia y secretaría general; la dimisión del presidente de la RFEF, cargo que ahora ocupa de forma interina Pedro Rocha, y la reestructuración del área de comunicación y marketing, así como de la dirección de integridad.

«A día de hoy tal y como hemos transmitido a la RFEF los cambios que se han producido no son suficientes para que las jugadoras se sientan en un lugar seguro donde se respete a las mujeres se apueste por el fútbol femenino donde podamos dar nuestro máximo rendimiento», afirmaban.

Ese comunicado de las jugadoras hizo que la RFEF aplazase el anuncio de la convocatoria de Montse Tomé para los partidos de la Liga de Naciones contra Suecia y Suiza previsto para ese mismo 15 de septiembre.

Este lunes, quince campeonas del mundo, así como varias jugadoras que no participaron en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda, como Mapi León y Patri Guijarro, figuran en la convocatoria de Tomé para los partidos de la Liga de Naciones ante Suecia, este viernes, y Suiza, el martes de la semana que viene, en los que no estará Jenni Hermoso.

Las campeonas del mundo presentes en la relación de convocadas son: Misa Rodríguez, Cata Coll, Enith Salón (guardametas); Irene Paredes, Oihane Hernández, Olga Carmona, Ona Batlle (defensas), Aitana Bonmatí, Alexia Putellas, María Pérez, Tere Abelleira (centrocampistas), Athenea del Castillo, Esther González, Eva Navarro y Mariona Caldentey (delanteras).

Además de Mapi León y Patri Guijarro, las más significadas de las que en su día, antes del Mundial, rechazaron participar en la selección, están citadas otras jugadoras que no estuvieron en la cita universal, como las zagueras Laia Aleixandri y María Méndez, la mediocampista Rosa Márquez y las delanteras Inma Gabarro, Amaiur Sarriegi y Lucía García.

Las jugadoras que estuvieron en el Mundial y que ahora se han quedado fuera de la lista, por diferentes motivos, son Jenni Hermoso, Rocío Gálvez, Salma Paralluelo, Laia Codina, Ivana Andrés, Irene Guerrero, Claudia Zornoza y Alba Redondo.

Esta primera convocatoria de Montse Tomé, que ha relevado a Jorge Vilda tras su destitución, se produce después de que un total de 39 jugadoras, incluidas todas las campeonas del mundo salvo Athenea del Castillo y Claudia Zornoza, que se retiró del equipo nacional, exigieran hace tres días, pese a la salida del anterior técnico y de Luis Rubiales, ya expresidente de la RFEF, que aún debía de producirse una reestructuración del organigrama del fútbol femenino, del gabinete de la presidencia y de la secretaría general, del área de comunicación y marketing y de la dirección de integridad para volver a la selección.

Pocas horas antes de la presentación y de la lista, la RFEF, ahora encabezada por el presidente de la comisión gestora, Pedro Rocha, publicó un comunicado en el que instaba a las jugadoras de la selección «a sumarse al cambio liderado» por el organismo y las garantizó «un entorno seguro» para su vuelta al equipo.

España, vigente campeona mundial, debe comenzar su participación en la Liga de Naciones, que también es clasificatoria para los Juegos de París 2024, ante Suecia en Gotemburgo el viernes y el martes 26 frente a Suiza en Córdoba.

Quiosco Periódico Digital