Quiosco

Harris reitera el apoyo de EEUU a Filipinas ante la “intimidación” de China

EL NUEVO DIARIO, MANILA.- La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, afirmó este martes que su país “defenderá a Filipinas” ante “la intimidación” china en las aguas que Manila y Pekin se disputan, en un discurso a bordo de un buque de los guardacostas filipinos atracado en Puerto Princesa, en la isla filipina de Palawan.

“Como aliado, Estados Unidos apoya a Filipinas ante la coerción e intimidación en el mar de China Meridional”, aseguró Harris en el discurso en el buque Teresa Magbanua.

China y Filipinas mantienen un conflicto territorial por la soberanía de varias islas y atolones en el mar de China Meridional, que Pekín reclama como propios por “razones históricas” a pesar de estar a menos de 200 millas del litoral occidental filipino, límite que la ONU estableció como frontera marítima soberana entre Estados.

La vicepresidenta, que llegó a Manila el domingo y concluye hoy su visita oficial al archipiélago, aterrizó la mañana de este martes en Puerto Princesa, capital de Palawan, al suroeste del archipiélago y el litoral más cercano a las aguas en disputa.

A bordo del Teresa Magbanua, la embarcación de mayor eslora del equipo de Guardacostas filipino, que vigila habitualmente las islas que ocupa Filipinas en el mar de China Meridional, la vicepresidenta reiteró su apoyo a su histórico aliado en la defensa territorial.

“Debemos defender los principios de soberanía e integridad territorial, comercio legítimo sin obstáculos, la resolución pacífica de conflictos y la libertad de navegar y sobrevolar el mar de China Meridional y el Indopacífico”, añadió Harris.

La mandataria anunció en ese sentido que EE.UU. financiará la renovación y actualización de material de Defensa filipino “para contrarrestar la pesca ilegal y aumentar la vigilancia” en la zona.

Horas antes, Kamala Harris se reunió con familias de pescadores en el barrio de Tagburos, en Puerto Princesa, algunas de las cuales faenan en aguas Mar del Sur de China.

Allí, expresó su apoyo a las familias del gremio, cuyas pescas se ven mermadas y alteradas por la ocupación china de varias islas y caladeros.

“La vitalidad de estas comunidades [de pescadores en Palawan] está en riesgo”, aseveró Harris, en alusión a los buques de pesca chinos que faenan en aguas territoriales filipinas y que China reclama en su mayoría como propias.

Este gremio “ha visto las consecuencias del impacto” que tiene la incursión “en aguas filipinas de embarcaciones extranjeras que pescan ilegalmente y agotan los caladeros, cuando acosan e intimidan a los pescadores legales, cuando contaminan el océano y destruyen el ecosistema marino”, añadió Harris.

Además de Filipinas, Vietnam, Malasia, Taiwan y Brunéi reclaman partes de este estratégico mar -por el que circula el 30 % del comercio global y que alberga el 12 % de los caladeros mundiales, además de yacimientos de petróleo y gas- aunque China se atribuye la soberanía de esas aguas casi en su totalidad

La vicepresidenta estadounidense expresó su apoyo al fallo de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA) de La Haya, que en 2016 le atribuyó la titularidad de varios territorios del mar de China Meridional, el atolón Scarborough y parte del archipiélago Spratly, donde China ha construido bases militares.

Filipinas es el único país que cuenta con una sentencia que avala sus reclamos.

Harris concluye así su viaje a Filipinas, donde se reunió el lunes con el presidente filipino, Ferdinand Marcos Jr., para reforzar la revitalizada relación entre ambos países tras un sexenio turbulento marcado por el viraje hacia China del polémico expresidente filipino Rodrigo Duterte (2016-2022).

Quiosco Periódico Digital