Quiosco

Hidroeléctrica queda fuera de servicio a causa de fuertes lluvias en Panamá

EL NUEVO DIARIO, CIUDAD DE PANAMA. – La central hidroeléctrica Estí, en la occidental provincia de Chiriquí, en la frontera con Costa Rica, quedó fuera de servicio desde este viernes por una crecida del río homónimo producto de las fuertes lluvias, informó la empresa operadora AES.

La operadora indicó este sábado que las lluvias en Chiriquí trajeron consigo “una crecida inusual y nunca experimentada en el río Estí, ocasionando inundaciones en la Central Hidroeléctrica que lleva su nombre”, informó el diario local La Prensa, que cita un comunicado de la empresa.

A raíz de esta situación se procedió a evacuar al personal “una vez las condiciones del clima empeoraron (…) y de inmediato se llamó a las autoridades para la atención de las áreas aledañas al río”, según la información.

Hasta el momento, indica el comunicado, “las investigaciones determinan que la crecida es extraordinaria y según las evaluaciones preliminares se estima que superó el periodo de retorno de diseño de 10.000 años”.

El personal de la central no resultó afectado ni tampoco los subcontratistas, mientras que se trabaja en evaluar los daños para “restablecer cuanto antes los servicios de la planta”, aseguró la empresa.

Inaugurada en 2003, la central hidroeléctrica Estí, con una potencia de 120 megavatios, fue construida por un consorcio de empresas encabezado por el grupo sueco de obras públicas Skanska, en sociedad con el operador energético AES Panamá, que en un 49 % es propiedad de AES Estados Unidos.

El Sistema Nacional de Protección Civil de Panamá (Sinaproc) declaró este sábado una “alerta verde” de prevención a nivel nacional por los efectos ciclónicos (rotación de los vientos) del ciclón postropical Ian, que han incrementando las lluvias de variada intensidad sobre el país.

Esta alerta de prevención durará hasta el próximo lunes para las 10 provincias y dos comarcas del país (Guna Yala y Ngäbe Buglé), indicó un comunicado del Sinaproc.

Esta noche y la madrugada de este domingo se esperan lluvias de diversa intensidad en la zona de Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé, así como “tormentas” en la de Colón y la demarcación indígena de Guna Yala, en el Caribe, señaló el ente de protección civil.

A la par de la “alerta verde”, el Sinaproc mantiene un monitoreo por la continuidad de las lluvias, las cuales, según medios locales, han producido inundaciones, deslizamientos de tierras que han afectado a decenas de personas y viviendas en algunos sitios.

Quiosco Periódico Digital