Quiosco

Deligne Ascención y obispo Jesús Castro supervisan trabajos del MOPC por daños de Fiona en Higüey

EL NUEVO DIARIO, HIGÜEY.- El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Deligne Ascención, volvió este jueves a la provincia La Altagracia, para supervisar los trabajos que desde el pasado lunes realizan brigadas y equipos para limpiar las vías de escombros, habilitar las que sufrieron daños en sus estructuras y auxiliar a las personas afectadas por el huracán Fiona.

Ascención se reunió nueva vez con las autoridades provinciales para coordinar un plan de acción inmediata y encabezó los trabajos que de manera conjunta ejecutan el MOPC, los ayuntamientos locales y otras instituciones del Gobierno. También estuvo acompañado del obispo Jesús Castro Marte, de la Diócesis de La Altagracia.   

El funcionario dijo que su presencia aquí, así como en otras provincias impactadas por el huracán, obedece a instrucciones precisas del presidente Luis Abinader y al compromiso que como ministro de Obras Públicas debe asumir.

Aseguró que el Gobierno y el MOPC tienen una gran responsabilidad social con el país y sobre todo con las provincias afectadas por el huracán.

Este jueves, brigadas y equipos pesados y livianos continuaban con la limpieza de distintos barrios y sectores de diversos municipios, así como el retiro de escombros y reparaciones de casas. 

Ascención dijo que se sigue brindando toda la asistencia que desde el Ministerio de Obras Públicas se puedan ofrecer.

Dijo que desde principios de esta semana fueron liberadas de escombros las carreteras Higüey -El Seibo, Higüey-La Otra Banda, La Otra Banda-Verón, Laguna-Nisibón, Higüey-Yuma y la Autovía del Coral.

Explicó que también se trabaja en los barrios la Florida, con techado de zinc, haciendo una limpieza completa allí, además que desde el MOPC se le está supliendo agua a toda la provincia La Altagracia. 

“Estamos trabajando también en los barrios Los Platanitos y Antonio Guzmán y Villa Cerro; en todo eso tenemos equipos pesados y brigadas de limpieza. Villa Cerro tiene cerca de 20 sectores y allá estamos también con equipos trabajando”, afirmó.

Informó que conjuntamente con la Alcaldía de Yuma, antes, durante y después del huracán se está repartiendo agua y que cerca de 30 hombres han estado trabajando allá para liberar de lodo y escombros todo lo que es esa comunidad.

“También estamos trabajando camino a Los Negros, en La Playita, que también tenía escombros, donde enviamos equipos pesados, ya tenemos todos los pasos habilitados y ya no tenemos ningún barrio incomunicado”, aseguró.

Ascención  informó además que el MOPC tiene camiones de fumigación, que están en plena acción en todos los sectores a partir de las 4:00 y 5:00 de la tarde.

“Además, desde el  Ministerio de Obras Públicas hemos suministrado más de 5 mil galones de combustible a diferentes instituciones, como es la gobernación, lugar de albergue, también para los vehículos pesados, no importa donde sea que estén trabajando, lo mismo que a la Defensa Civil, al hospital de Yuma, que no tenía combustible mandamos 100 galones para que no dejara de funcionar y los demás  hospitales de la provincia”.

Expresó que hay puentes que sufrieron daños y que estos serán verificados, para hacer una evaluación más detallada, al tiempo de anunciar que serán enviados especialistas a hacer un levantamiento, pero que “lo importante es que tenemos pasos en todas las carreteras principales, secundarias y terciarias”.

Mientras que el obispo de la Diócesis de La Altagracia, monseñor Jesús Castro Marte, destacó que bajo la dirección del presidente Luis Abinader y el trabajo desarrollado por el ministro Ascención, la provincia La Altagracia florecerá y se recuperará en muy poco tiempo.

Dijo que su presencia allí obedece a que como hombre de Dios, debe estar al lado de los necesitados y que de no ser así su puesto en la Diócesis no tendría ningún valor. 

El Nuevo Diario