Quiosco

CPADB reconstruirá 500 casas afectadas por huracán en La Romana; realiza visita junto a primera dama

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO. – El presidente de la Comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Barrial, ( CPADB), Rolfi Rojas, visitó junto a la primera dama, Raquel Arbaje, el municipio de Guaymate, provincia La Romana, para enterarse de primera mano sobre los daños causados por el huracán Fiona.

Tras la visita, Rojas procedió de manera inmediata a canalizar las ayudas a las personas afectadas por el fenómeno atmosférico e informó que por instrucciones del presidente Luis Abinader, la entidad que dirige remodelará más de 500 viviendas a igual número de familias.

Rojas sostuvo que inmediatamente se produjeron los efectos del huracán, el mandatario instruyó a cada uno de los funcionarios a encargarse de las áreas más vulnerables para acudir en ayuda de las familias afectadas.

“Inmediatamente pasaron los efectos del fenómeno atmosférico Fiona, el presidente Luis Abinader instruyó a cada uno de los funcionarios encargarse de algunas áreas específicas. En esta oportunidad, nuestra primera dama nos ha encomendado tomar acciones en el sector de Guaymate, uno de los más vulnerables, donde impactaremos más de 500 viviendas para devolverles la tranquilidad a estas humildes familias”, dijo.

En ese sentido, añadió que las brigadas de acción rápida de la CPADB ya procedieron a transportar los materiales de construcción para iniciar de inmediato la reparación y colocación de techos de las viviendas, con el propósito de que en el menor tiempo posible los ciudadanos tengan sus viviendas  seguras  y  así puedan continuar con normalidad sus quehaceres cotidianos.

La entidad que dirige Rojas se encargará de  soluciones a las viviendas afectadas, aportando zinc, maderas, clavos y todo tipo de materiales de construcción, para reconstruir y reparar las decenas de casas que fueron destruidas por el fenómeno natural.

El municipio de Guaymate, en La Romana, fue uno de los lugares más afectado por el huracán Fiona, donde decenas de familias quedaron prácticamente a la intemperie.

El Nuevo Diario