Quiosco

(VIDEO) Economista señala necesidad de que Presupuesto General tenga un acápite sobre prevención de desastre

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Ante los daños provocados por los efectos del huracán Fiona en el país, la economista Helem Medida recalcó este miércoles la necesidad de que el Presupuesto General del Estado dominicano contenga un acápite que sea para atender temas de prevención de desastres naturales.

Consideró también que el Gobierno puede prepararse en lo que se refiere a la normativa internacional ISO 22301 sobre Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio, la cual indica que desde la continuidad la administración, en este caso, puede prever temas de desastre naturales e inclusive, tener un plan ante una pérdida de sus actores principales.

“Estados Unidos tiene la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), no te voy a decir que a primera instancia lleguemos a tener una aquí, que deberíamos, pero sí se puede con la educación, con la normativa internacional aplicar lo que es la continuidad de gestión de gobierno para temas de desastres naturales”, sumo.

Medina fue entrevistada por los comunicadores Jesús Colón y Anny Mambrú en el programa “Comentario Estratégico”, transmitido por la plataforma digital El Nuevo Diario TV.

(Ver entrevista).

Dijo que el paso de Fiona por el país logra causar un gran impacto en la economía, ya que el Gobierno debe hacer una reingeniería de su presupuesto y enfocarse en restaurar los lugares más vulnerables.

“Lo primero es salvaguardar la vida de las personas, el Gobierno debe de ser bien estratégico e implementar acciones que logren colocar las personas que están damnificadas en un lugar seguro, pero en temas ya económicos hay una recesión en lo que es la inversión a corto plazo y también hay un stop del capital”, puntualizó.  

Precisó que el impacto de fenómenos naturales como los huracanes causan una disminución de capitales por colapso de viviendas e infraestructuras como ocurrió en La Vega y otros lugares del país en los ocurrieron derrumbes, por lo que las autoridades tendrán que sacar del capital para poder mitigar los daños.

Asimismo, señaló que esos fenómenos separan las inversiones debido a que se genera una recesión en las ventas de los productores en las provincias afectadas, y además, hay menos horas trabajadas y por eso también se produce una disminución de los ingresos fiscales. 

El Nuevo Diario