Quiosco

Historiadores coinciden en que Gregorio Luperón es el cuarto padre de la patria

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Historiadores coincidieron en que Gregorio Luperón, expresidente dominicano y protagonista de la Guerra de la Restauración, hay que darle más visibilidad para que su memoria y legado perduren por su grandeza como ser humano, político, estratega militar y patriota.

Estas sugerencias y apreciaciones fueron externadas por José Guerrero, director del Museo de Historia, y por el mayor general Miguel A. Cordero, quienes destacaron la dimensión de Luperón, a propósito de celebrarse el pasado 8 de septiembre el 183 aniversario de su natalicio.

A su juicio, Luperón, fue un autodidacta que decidió estudiar francés para poder dar lectura a los libros de la biblioteca de su protector, Pedro Dudocq, ya que todas las obras estaban en ese idioma. Allí pudo conocer las estrategias de otras naciones más avanzadas en cuanto a las guerras, lo político, económico, militar y social.   

El director del Museo del señaló que para hablar de la personalidad de Luperón, hay que resaltar que él es un ejemplo de cómo República Dominicana ha dado hombres y mujeres, personalidades históricas, que vienen de abajo.

“Cuando uno lee su historia, la biografía de Luperón, hecha por Rufino Martínez, otro puertoplateño, uno ve que hizo de todo en la calle: vendió dulces, su mamá tenía un ventorrillo y ese señor, fue autodidacta por completo”, apuntó como dato histórico.

El cuarto padre de la patria

Ante la pregunta de si realmente debe ser reconocido como el cuarto padre de la patria, Guerrero dijo que “de hecho ya lo es” y que no necesita ningún reconocimiento oficial para serlo.

“Lo es, no necesita ningún reconocimiento oficial. Lo que pasa es que el propio hecho de los tres padres de la patria fue un proceso muy conflictivo que se dirimió cuando Lilís, en 1894”, señaló durante un panel realizado en el programa Reseñas, que conducen los periodistas Rafael Núñez y Adelaida Martínez, los sábados por Entelevisión a las 10:00 de la noche.

El ejecutivo dijo que a Luperón hay que verlo como es en sí mismo, pero nunca desvincularlo de sus orígenes populares y humildes, al destacar que llegó incluso a tener una visión empresarial y hasta estuvo en Europa, y a quien en ningún momento se le vio riquezas ni cosas mal habidas.

Luperón nunca estuvo interesado en cargos de poder

En tanto que el historiador, poeta, ensayista y novelista, el mayor general Cordero, dijo que Luperón nunca pretendió llegar a ocupar cargos de relevancia, porque sabía que había muchas divisiones sociales y en el país había estratos sociales que le impedían llegar a donde él quería.

“Y en ese sentido él, cauteloso con eso, se cuidaba de no herir. Y muchas veces por su condición y origen era un poco relegado a un segundo plano… y él lo reconocía y se cuidaba”, analizó el mayor general Cordero.

“Si lo vemos desde la polemología de la guerra: Luperón es uno de los pocos militares, no solo de República Dominicana, sino de Latinoamérica y el mundo”, dijo.

Señaló que Luperón reúne los tres niveles de lo que se denomina ´los perfiles de la guerra´: el estratégico, operativo y táctico, ya que en las guerras era demoledor, superando incluso a Máximo Gómez y José Martí.

Expresó que los historiadores Ramón González Tabla y José de la Gándara destacan la figura de Luperón, en la cual, sin tener ningún tipo de entrenamiento militar se destacó en la guerra por encima de los demás.   

Al intervenir Guerrero en esta parte, recordó que para centrarse en el perfil militar de Luperón, no se puede olvidar que la victoria frente a los españoles en la Restauración fue en Guanuma, lugar donde se enfrentó a Pedro Santana, derrotándolo y a quien los otros generales le huían.

Quiosco Periódico Digital