Quiosco

(VIDEO) Mortalidad neonatal en RD fue 60% más alta que promedio América Latina en 2021, según estudio

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Un análisis retrospectivo del comportamiento de las muertes infantiles en la República Dominicana notificadas desde 2017 hasta el 2021, en los boletines de la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, encontró que la mortalidad neonatal fue 60%  más elevada en el territorio nacional, que el promedio de América Latina y el Caribe durante el año pasado.

De acuerdo con la pediatra Noldis Naut Suberví, coautora del estudio que analiza  la mortalidad neonatal y sus cusas,  el país refleja dieciséis muertes por cada mil nacido con vida, excediendo los objetivos de desarrollo sostenible pautados en la región de diez por cada mil.

“Para la región nosotros estamos muy por encima, eso es algo que nos debe llamar la atención, para adoptar medidas efectivas para poder cambiar ese panorama sombrío”, emitió

Durante una entrevista realizada por Enrique Mota y Dalí Ramos en el programa “El Nuevo Diario en la Noche”, transmitido por la plataforma digital El Nuevo Diario TV, la investigadora explicó que en 2020 la República Dominicana estuvo dentro del rango estimado de 12 por cada mil nacidos, gracias a que en ese tiempo el Servicio Nacional de Salud plasmó estrategias en unión con la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) para disminuir los indicadores.

(Ver a partir del minuto 13:05).

“El año 2020 nosotros disminuimos las muertes infantiles, pero tuvimos un retroceso, en el año 2021 volvimos hacia atrás. La covid-19 tuvo un impacto importante, nosotros así lo destacamos en el estudio, porque se concentran muchos esfuerzos y se relegaran a un segundo plano muchos programas, pero también la gente tenía miedo de ir a los hospitales”, emitió.

Naut Suberví, pronunció que es una realidad que el covid-19 tuvo su impacto, no menos es cierto es que no se debe descuidar la vida de un niño ni la de una madre; por tanto, dijo que con este estudio se busca hacer un llamado a las autoridades para que se fortalezca el primer nivel de atención, la vigilancia epidemiológica y para que se puedan identificar las causas de muertes evitables.

Asimismo, indicó que este análisis local y causal, sobre la mortalidad en la República Dominicana que también estuvo encabezado por los doctores Manuel Colomé y Eugenio Gómez, tiene como objetivo que se tome en cuenta estas cifras para que se puedan discutir “programa, protocolos, políticas que vayan en beneficios de la mujer gestante y del niño en sentido general”.

Pobreza y atenciones

La profesional de la salud informó que durante su pesquisa por las en las regiones de la República Dominicana, se identificó que las más altas tasas de mortalidad infantil durante estos años se dieron en la zona fronteriza, aunque en el 2020, la provincia de Santo Domingo ocupó el 2do lugar con 40 por cada mil nacidos, lo que indica que los mortalidad no está solo relacionado a los índices de pobreza sino también a la calidad de las atenciones en los centros de salud.

“La zona fronteriza, lo que tiene que ver con Cibao occidental, toda la zona de Montecristi, El Valle, San Juan y la zona de Enriquillo, ustedes ven que estaba en catorce en el 2019. En el 2020 aquí cambia a Cibao central con 15. En 2021 volvió el panorama anterior en la zona norcentral con 21 muertes neonatales”, expuso.

Las gráficas revelan que durante el 2021, hubo un aumento de un 5% en la tasa de mortalidad neonatal, debido a que la región Norcentral, Cibao Occidental 21 y 18 deseos por cada mil, respectivamente.

Sin embargo, en la región Yuma aunque la pobreza es bajita, la mortalidad es elevada y estos decesos podrían estar relacionados con la calidad de la atención médica; de ahí la importancia de que los centros de salud se apeguen a los protocolos y la capacitación del personal.

En términos generales, el informe establece que las principales causas de muertes infantiles fueron los trastornos maternos y neonatales (57%), enfermedades no transmisibles (14%) y las infecciosas que suman un 15% .

En ese sentido, Naut Suberví manifestó que la salud del individuo está ligado a su contexto social; es decir, que las condiciones de vida, la calidad del agua, los alimentos y hasta el medio ambiente tiene influencia en su bienestar.

Quiosco Periódico Digital