Quiosco

Alcaraz, ante su bestia negra, busca su tope en un Grand Slam

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK.- Carlos Alcaraz, único español superviviente en el Abierto de Estados Unidos, cuyos cuartos de final ha alcanzado tras vencer al croata Marin Cilic por 6-4, 3-6, 6-4, 4-6 y 6-3 después de 3 horas y 51 minutos, buscará el pase a las semifinales, que sería su tope en un Grand Slam, en dos días ante el italiano Jannik Sinner, quien se ha convertido en su particular bestia negra este año.

El joven tenista murciano, de 19 años y cuarto jugador del mundo -podría salir de Nueva York como número 1- y que partía como tercer cabeza de serie, sufrió y a la vez disfrutó para superar a Cilic en un espectacular encuentro en el que tuvo que ofrecer una gran versión para pasar de ronda.

Con ese triunfo Alcaraz, quien pasa a ser el principal favorito por ranking toda vez que los dos primeros de la lista en Nueva York -el ruso Daniil Medvedev y el mallorquín Rafa Nadal- están eliminados, repite los cuartos de final que alcanzó el pasado año en el US Open y los que obtuvo en la última edición de Roland Garros.

En ambos casos perdió, frente al canadiense Felix Auger Aliassime en Flushing Meadows (6-3, 3-1 y retirada por lesión) y ante el alemán Alexander Zverev en París (4-6, 4-6, 6-4 y 6-7 (7)).

Por lo tanto, contra Sinner tendrá la opción de dar un paso más y de pelear decididamente por el título en un “major”.

Para ello tendrá que vencer a un adversario que le ha ganado en los dos enfrentamientos entre el español y el italiano en este 2022.

El de San Cándido, de 21 años y que ocupa el puesto 13 de la ATP, se impuso al bielorruso Ilya Ivashka igualmente en cinco sets por 6-1, 5-7, 6-2, 4-6 y 6-3 y constituye una seria amenaza para el de El Palmar.

Será el cuarto duelo entre ambos en el circuito profesional y tras ganar Carlos la primera vez (en la segunda ronda del Masters 1-000 de París-Bercy por 7-6 (1) y 7-5 en 2021), cayó en las dos últimas este mismo año (en octavos de final de Wimbledon por 1-6, 4-6, 7-6 (8) y 3-6 y en la final del ATP 250 de Umag por 7-6 (5), 1-6 y 1-6).

Antes, en categorías de formación también se midieron dos jóvenes que mantienen una interesante rivalidad además de una buena amistad desde que eran niños.

Esto último quedará a un lado y cabe recordar que tras la derrota en Croacia Alcaraz dijo que trataría de encontrar la forma de superar a su amigo la próxima que vez que se cruzaran. Será este miércoles -tal vez la madrugada del jueves en horario español- en Nueva York con el pase a las semifinales en juego.

“Va a ser un partido muy duro ante Sinner”, dejó claro el murciano tras terminar el encuentro frente a Cilic.

Quiosco Periódico Digital