Quiosco

Rosalía en Chavón: imponente, coordinada y muy «Motomami»

La Motomami se parqueó en el escenario de Altos de Chavón en La Romana para traer el espectáculo de su gira mundial al público dominicano. Rosalía llegó vestida de elegancia, actitud y como una verdadera motomami, para cantar lo mejor de sus éxitos la noche de este sábado desde el centro cultural conocido mundialmente.

Vistiendo una falda roja, unos tacones altos y un abrigo del mismo color pasión, la artista subió a escena para iniciar el concierto con su versión del reggaetón “Saoko”.

Siguió con tres discos más antes de dar la bienvenida al público, Candy, La Fama y Bizcochito, son de jar de hacer su particular mirada con actitud mientras come chiclets, como ha hecho en otros conciertos de esta gira.

Pero antes de poder hablar, lo que un percance que la interrumpió de continuar con su repertorio fue la apertura en la parte de atrás en una de sus botas. Ella pidió otras y su equipo le ayudó a colocarse un par nuevo, del mismo color pero más altas.

Esto no la detuvo, siguió con las palabras de bienvenidas llenas de gratitud, indicando que nunca olvidará la noche de su primer show en este país.

“No sé me va a olvidar esta noche, ver a tantas personas aquí, de verdad que muchas gracias. Llevo años soñando con tocar aquí porque es un lugar que me inspira por sus artistas, por el arte que tiene la gente de aquí”.

“Hay canciones en este proyecto Motomami que están inspiradas en bachata, están inspiradas en dembow y no existirían si no existiera este lugar y si no existieran los artistas de aquí, así que gracias por inspírame en este proyecto de Motomami”, agregó la artista.

Siguió su repertorio, esta vez con una guitarra eléctrica en manos para cantar “Dolerme” y “de aquí no se sale”.  

Cabe destacar que hubo mucha sincronización entre Rosalia y el equipo de bailarines que la acompañó esa noche, de hecho, una de las actuaciones más favoritas de la noche fue cuando cantó “Motomami”, en el que los bailarines formaron una se colocaron en forma de moto y la artista se subió en ellos.

Invitada

A tarima solo subió una artista invitada, que fue la dominicana Tokischa con quien interpretó el tema que tienen juntas “Linda”, el cual acumula ya 80 millones de reproducciones.

Al terminar la presentación La Rosalía dedicó a Tokischa unas palabras. “Toki, dura de las duras. Gracias por ser tan buena amiga y tan buena artista” y se despidieron con un abrazo.

A pesar de que solo ella modeló en escena, otros cantantes del género urbano también se encontraban en el público como “Yailin la más Viral” y “La Perversa”.

El público dominicano sintió la atención y acercamiento de Rosalía desde el anfiteatro. Ella se tomó un tiempo para leer las pancartas de sus fanáticos que se encontraban en el lugar. Incluso subió a una seguidora dominicana que le regaló un abecedario dominicano, como una de las canciones de Rosalía.

A otra persona que Rosalía prestó atención de los que estaban en el público, fue a su novio Raw Alejandro, a quien dedicó su canción “Hentai”.

Cantó sus de sus primeros éxitos: “Tú mirá”, “Malamente” y delirios de grandezas, y de los más recientes “Con Altura”, “Chicken Teriyaki” “La combi Versace” y su mambo “Despechá”, inspirado por dominicana.

Se despidió cantando una canción de su más reciente álbum, tan “cuuuuuuute”, como ella, despeinada y ya sin maquillaje se despidió del público que pedía otra y ella agradeció por el apoyo. “Muchas gracias RD, muchas gracias”, se despidió.

Por: Vicente Taveras

Quiosco Periódico Digital