Quiosco

Jóvenes mexicanas deben tener derecho a un aborto seguro, dice especialista

EL NUEVO DIARIO, GUADALAJARA, MEXICO. – Las estrategias para disminuir los embarazos y el número de hijos entre adolescentes en México deben incluir el acceso al aborto seguro, dijo este viernes a Efe la ginecóloga especialista Raffaela Schiavon durante el foro nacional para médicos generales sobre planificación familiar que se desarrolla en la ciudad de Guadalajara.

“En las estrategias tenemos que incluir al aborto seguro, no solo prevenir embarazos, sino que un embarazo forzado y no deseado llegue al nacimiento”, aseguró en entrevista.

Schiavon recordó que en todos los estados del país la interrupción del embarazo es legal en caso de violación, que es una de las principales causas de que muchas menores de edad sean obligadas a tener un hijo.

Además de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró que es anticonstitucional criminalizar el aborto por cualquier motivo.

“Existe un marco amplio de legalidad para que las niñas embarazadas tengan acceso a interrupciones legales. Los médicos tienen que informar de esos derechos y facilitar el acceso a los servicios”, afirmó.

En todos los casos, tanto los médicos como los padres deben respetar la voluntad de la menor y asegurarse de que sepa sus derechos reproductivos y cómo y con quién podría llevar a cabo la interrupción legal de su embarazo.

“Esa es una responsabilidad del sector salud que no se cumple en la mayoría de los casos. La autonomía reproductiva es de la niña, independientemente de la edad. La decisión no debe de ser así (de los papás) porque en muchos casos los embarazos son resultado de violencia dentro del hogar”, recalcó.

Lo ideal, añadió, es que un adulto oriente y acompañe a la menor en su decisión y si hubiera diferencia entre lo que quiere la niña y los padres, “debe primar siempre la voluntad de la menor”, ya sea que elija tenerlo o no.

Durante su ponencia en el foro, la especialista hizo referencia a datos del Consejo Nacional de Población que solo 1 % de las adolescentes embarazadas tenía una pareja de su misma edad, mientras que 37,4 % tenían entre 15 y 19 años, 31,3 tenía entre 20 y 29 años y 4,8 % tenían más de 30 años, aunque también en 26,2 de los casos se desconoce la edad de la pareja.

Recordó que, entre 2018 y 2021, las autoridades de salud no han logrado bajar el número de nacimientos en el grupo de edad de menos de 15 años. El año anterior hubo casi 9.000 nacimientos tuvieron madres adolescentes, de los cuales 15 años más de 1.000 nacimientos fueron entre niñas de 13 años.

El foro nacional para médicos generales sobre planificación familiar continuará este sábado con ponencias y talleres.

Quiosco Periódico Digital