Quiosco

Rusia rechaza desmilitarizar zona en torno a la central nuclear de Zaporiyia

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Rusia rechazó este jueves por “inaceptables” las propuestas, como la que ha hecho el secretario general de la ONU, António Guterres, de desmilitarizar la zona en torno a la central nuclear de Zaporiyia, controlada por el Ejército ruso desde prácticamente el comienzo de su campaña en Ucrania.

“Las propuestas de desmilitarizar una zona en torno a la central nuclear de Zaporiyia son inaceptables”, dijo hoy en comparecencia de prensa el subdirector del Departamento de Prensa e Información del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, Iván Nechaev.

Según el diplomático ruso, la implementación de tales propuestas “harán la central mucho más vulnerable”.

Agregó que Moscú espera que la central de Zaporiyia “muy próximamente” sea visitada por expertos del Organismo Internacional de la Energía Atómica.

La semana pasada Guterres hizo un llamamiento todos los implicados en el conflicto en Ucrania a que “hagan uso del sentido común y la razón, y no lleven a cabo ninguna acción que pueda poner en peligro la integridad física, la seguridad o la protección de la central nuclear, la mayor de su clase en Europa”.

“… es necesario llegar a un acuerdo urgente a nivel técnico sobre un perímetro seguro de desmilitarización para garantizar la seguridad de la zona”, recalcó el secretario general.

Rusia declaró este viernes que el funcionamiento de la central de Zaporiyia puede ser suspendido si no cesan los ataques de los que Moscú culpa a las fuerzas de Kiev.

“Se puede estudiar poner los reactores 5 y 6 en reserva en frío, lo que conducirá al cierre de la central nuclear de Zaporiyia”, dijo Ígor Kirillov, comandante de las tropas de Defensa Nuclear, Biológica y Química de Rusia.

Según Kirillov, la planta nuclear “sufre ataques sistemáticos de las fuerzas armadas de Ucrania desde el 18 de julio”.

Agregó que Ucrania y EEUU tratan de causar una avería en la planta atómica para impedir su explotación normal y acusar de ello a Rusia.

Las “provocaciones” de Kiev buscan además crear una zona de exclusión de hasta 30 kilómetros en torno a la central, la introducción de fuerzas internacionales y observadores extranjeros en el territorio de la planta, así como la acusación de las Fuerzas Armadas de Rusia de terrorismo nuclear, dijo.

Poco antes Rusia denunció que las autoridades ucranianas preparan una “provocación sonada” en la central de Zaporiyia durante la visita que efectúa a Ucrania Guterres.

“El 19 de agosto el régimen de Kiev planea una provocación sonada en la central nuclear de Zaporiyia durante a la visita Ucrania del secretario general de la ONU, António Guterres”, declaró el portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, general Ígor Konashénkov.

Quiosco Periódico Digital