Quiosco

(VIDEO) Oftalmólogo recomienda no utilizar “leche materna, saliva o sangre” para tratar problemas oculares

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El doctor Juan Pablo Lagos, presidente de la regional del Distrito Nacional del Colegio Médico Dominicano, realizó una lista de los métodos arcaicos, que siguen presente en la sociedad dominicana y que no deben ser utilizados para tratar problemas oculares.

Expuso que ante la presencia de un ojo rojo, siendo esta la primera alerta de una emergencia ocular; es común en los campos, que los ciudadanos utilicen la leche materna, saliva y hasta sangre como un método para tratarlo, sin medir las consecuencias de este acto.

“Nuestra población todavía sigue usando leche de seno, saliva del compañero sin cepillarse, siguen usando naranja agria, limón dulce, cereza, en nuestros campos y en nuestro batalles se utiliza una gotita de sangre del primero que le vio el ojo rojo y esa son cosas que debemos ir eliminando”, emitió.

Al ser entrevistado por Yoselyn Sánchez y Rafael Cisneros en el programa “Agenda Ciudadana”, transmitido por la plataforma digital El Nuevo Diario TV, Lagos expuso que a pesar de estar prohibido de manera farmacéutica, las personas continúan utilizando la famosa “espuelita de gallo” para tratar algunas inflamaciones en los ojos.

(Ver en el minuto 22:46).

“También se sigue usando el cloranfenicol a pesar de que hay suficientes estudios que dicen que está asociado a la aplasia medular, sobre todo en niños”, comentó.

Expuso que la herida corneal, representa la principal causa de emergencia oftalmológica, seguida del glaucoma de ángulo cerrado que ocurren principalmente en personas mayores y se manifiesta con un dolor intenso en el ojo, causado por la muerte progresiva del nervio óptico.

Explicó que ante la presencia de un ojo rojo; es importante empezar a eliminar signos y síntomas que pueden ser propios de la conjuntivitis, siendo esta la inflamación ocular más frecuente.

“Hay que saber qué tenemos conjuntivitis viral y también bacteriana, donde las dos se van a diferenciar solamente por la secreción. O sea, si usted tiene una secreción amarillenta deben pensar en que tiene una conjuntivitis bacteriana, que se maneja con antibióticos y es menos transmisible”, informó.

En cambio, agregó que la conjuntivitis viral se manifiesta con secreciones blanquecinas, que deben ser tratadas con antibióticos y esteroides indicados por profesionales en el área, pero sobre todo, sugirió evitar la automedicación.

“Mucha veces utilizan una gota que es para el oído y otra que es para los callos de los pies y ahí sí se convierte en una urgencia oftalmológica, por ojo solo maneja un PH, cuando está frente a un ácido o álcali se produce una quemadura química. Si es un ácido destruye la córnea, pero si es un álcali destruye rápidamente el globo ocular”, expuso.

En ese sentido, recomendó a las personas irrigar durante treinta minutos, con agua limpia, en caso de que le caiga algún tipo de sustancia que resulte irritante para los ojos.

“Para mala suerte de nosotros el dominicano entiende un poco diferente; entonces, cogen y se meten un tanque lleno de gusarapo, pero ahí el agua no está circulando y lo que necesitamos es la circulación, porque ahí se va quitando la primera capa que es el epitelio que es lo que está defendiendo el ojo. Esto es importantísimo, porque ahí está la diferencia entre quedar ciego de por vida o recuperar la visión en las quemaduras químicas”, indicó.

De igual forma, exhortó a la población utilizar foco o linternas al momento de encender el inversor, debido a que este libera unos gases propios del cúmulo del agua de las baterías que al estar en contacto con la luz de las velas podría estallar e impregnarse en los ojos causando quemaduras en el globo ocular.