Quiosco

Un policía de Miami en estado crítico tras un tiroteo con un sospechoso

EL NUEVO DIARIO, MIAMI.- Un oficial hispano de la Policía del condado de Miami-Dade, en el sur de Florida (EE.UU.), se mantiene este martes en estado de crítico tras ser herido de bala en la cabeza por un sospechoso de robo a mano armada, el cual murió abatido por los oficiales.

El agente César Echaverry “está ingresado en estado crítico” en el hospital Ryder Trauma Center de Miami, al que fue transportado la noche del lunes poco después de “recibir un tiro en un altercado” en el noroeste de esta ciudad, señaló Alfredo Ramírez, director del departamento de Policía de Miami-Dade.

De acuerdo con medios locales, la Policía de este condado recibió un aviso el lunes sobre un sospechoso de robo a mano armada en el vecino condado de Broward, al norte de Miami, que había logrado huir.

El vehículo en el que el sospechoso, Jeremy Horton, se movilizaba fue localizado la noche de ese día y rodeado por patrulleros de la Policía de Miami-Dade, pero el conductor empotró su automóvil contra los policías y logró abrirse camino para huir.

Se produjo entonces una persecución que concluyó cuando el vehículo que conducía Horton chocó contra un auto con tres personas en su interior, las cuales resultaron heridas y luego contra un poste del alumbrado eléctrico.

Horton bajó del vehículo y huyó, lo que dio pie a un tiroteo en el que Echaverry, de 29 años, resultó herido en la cabeza. Poco después, el sospechoso murió por los disparos de los agentes.

De acuerdo con el diario local Miami Herald, el agente herido de gravedad se mantiene con vida gracias a que está intubado en el Hospital Jackson Memorial, donde muchos agentes se han congregado para orar por la recuperación del oficial.

En una breve comparecencia con la prensa sobre la medianoche del lunes, la alcaldesa del condado, Daniella Levine Cava y Ramírez, jefe de la Policía local, pidieron la solidaridad de la comunidad con el agente y su familia.

El año pasado, los agentes del FBI Daniel Alfin y Laura Schwartzenberger murieron a balazos en Sunrise, al noroeste de Miami, a manos de un sospechoso de poseer pornografía infantil que les disparó desde su vivienda.

Quiosco Periódico Digital