Quiosco

El precio de la electricidad en Alemania alcanza récord con 557 euros MWh

EL NUEVO DIARIO, BERLÍN.- El precio de la energía eléctrica alcanzó en Alemania un récord histórico de 557 euros por megavatios/hora (MWh), según los datos suministrados este miércoles por la Bolsa Europea de Energía AG, correspondientes a la cotización para entregas mayoristas a corto plazo.

Ese precio es el que pagan por la electricidad las grandes compañías eléctricas e intermediarios que pretenden obtener la entrega al día siguiente y es por lo tanto el alcanzado este miércoles para su suministro el jueves, según los datos de la entidad, que tiene sede en Leipzig (este de Alemania).

El precio de la energía eléctrica superó a comienzos de esta semana, ya por primera vez, la barrera de los 500 euros por MWh y es por lo tanto unas diez veces superior al que se registraba hace un año, cuando era de unos 50 euros por MWh para este tipo de suministros.

En cuanto al precio final para los hogares en Alemania el último dato disponible corresponde al mes de julio, cuando alcanzaba una media de 39 céntimos por kilovatios/hora (kWh), un incremento del 28 por ciento en ritmo interanual, según cálculos del comparador de suministros Check24.

Eso significa que un hogar de tipo medio que consuma unos 5.000 kWh tendría que pagar algo menos de dos mil euros anuales, según la misma fuente.

El incremento de los precios de la electricidad se produce en paralelo al de los precios del gas, puesto que hace dos días el coordinador de área del mercado del gas en Alemania, Trading Hub Europe (THE), anunció que a partir del 1 de octubre el precio del gas para la industria y hogares se incrementará en 2,419 céntimos por kilovatios/hora.

Este importe se corresponde con el suplemento que el Gobierno alemán ha autorizado cobrar a las empresas del sector para transferir a los clientes finales parte de los costes extraordinarios que deben asumir debido a la reducción del suministro de gas procedente de Rusia.

Este incremento supondrá para una familia de cuatro miembros unos costes adicionales de 480 euros al año, 570 euros con el IVA del 19 %, un impuesto que el Gobierno alemán quería eximir de pagar a los consumidores pero que la Comisión Europea ha indicado que se deberá cobrar, informaron los medios alemanes.

El Gobierno alemán de coalición no obstante ha anunciado que procederá a establecer un mecanismo de compensación para que los hogares puedan recibir dinero y el canciller Olaf Scholz precisó esta semana que eso se hará “muy rápidamente”.

La tasa que se aplicará al consumo de gas ha sido defendida por el Ministerio de Economía como una medida que tiene como objetivo “garantizar el suministro de gas a los ciudadanos y a la economía en el marco de la crisis energética alemana y europea causada de forma deliberada por la agresión rusa contra Ucrania”.

El ministro de Economía, el verde Robert Habeck, admitió esta semana que el suplemento, “es necesario para mantener en pie el abastecimiento de calefacción y energía en los hogares privados y en la economía”.

Habeck aludió a que la medida se aplicará como consecuencia demás de la “escasez energética creada artificialmente” por Rusia, a la que acusó de reducir el flujo de gas a través del gasoducto Nord Stream 1 por motivos políticos.

Ello obliga a los importadores alemanes a comprar gas de otros proveedores a precios mucho mayores, lo que les causa en parte pérdidas que podrían llevarlas a la insolvencia y ocasionar cortes de suministro, señaló Habeck.

La aplicación del suplemento -diseñado para cubrir hasta el 90 % de los gastos extraordinarios de los importadores- estará restringida hasta el 1 de abril de 2024; hasta entonces, su importe puede ser revisado y actualizado cada tres meses para reflejar la evolución de dichos gastos.

Quiosco Periódico Digital