Quiosco

Familiares de David exigen sean incluidos en expediente agentes PN que lo apresaron en plaza comercial

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los familiares del malogrado David de Los Santos Correa exigieron este lunes frente al Palacio de Justicia de Ciudad Nueva, que los agentes policiales que lo apresaron y luego lo trasladaron al destacamento del Naco, donde fue torturado, sean interrogados e incluidos en el expediente acusatorio.

Rosalis Correa, hermana del fenecido joven de 24 años de edad, aseguró que posee todos los nombres de la personas que tuvieron contacto con de Los Santos aquel 27 de abril, cuando se encontraba en la plaza comercial, donde se vio con una joven y se saludaron y después esta estaba hablando por teléfono.

Asimismo, sostuvo que la mujer debe ser interrogada en conjunto con los agentes policiales que lo llevaron al destacamento Naco, identificados como Luis David Tineo, Alexis Montero y Máximo Peña, quienes supuestamente amenazaron a su hermano que todo lo iba a pagar cuando llegaran.

“La muchacha con la que mi hermano cruzó palabras en la tienda, se saludan con un beso en la boca, hay que interrogarla, interactúan y luego hizo una llamada sospechosa, ella tiene que dar la cara”, explicó Correa.

Aseguró, que posee fotos y videos de cuando el agente Ortiz amenazan a su hermano de que le iba a romper los dos brazos, piernas, tobillos, codos y así fue “él tenía todo roto cuando nos los entregaron”.

Además, agregó que también tiene los nombres del personal de seguridad que detuvo a De Los Santos en el cuarto de Ágora Mall, asegurando que si sabían que le iban hacer daño a su pariente no debieron dejarlo ir.

“Ellos escucharon a Ortiz amenazarlo y decirlo que se lo van a pagar, sabían que lo iban a matar, ellos recibieron a mi hermano en perfecta condición de salud, ahora le quieren achacar la muerte a los presos, él tiene que pagar”, precisó Rosalis quien se encontraba en compañía de la madre de David y otros parientes.

Cuestionó, que los reclusos no tenían gas pimienta, ni tenían esposas, indicando que no hay razón para tener un preso esposado en una celda y maltratarlo hasta causarle la muerte.

Precisó, que la doctora que lo reportó fallecido el 27 de Mayo del año en curso, le dijo que fueron los choques eléctricos y la contusión de la cabeza fue lo que provocó su deceso.

“El teniente de apellido Frías donde se encuentra, no lo sabemos, debe estar imputado también por el hecho, incluso lo cambiaron de destacamento”, manifestó.

Estas declaraciones fueron previo a dirigirse a la Corte de Apelación del Distrito Nacional, donde se conocerá un recurso de apelación interpuesto por varios implicados, que incluye cuatro agentes policiales y tres civiles.

Por el crimen, a todos los implicados le impusieron un año de prisión como medida de coerción, a los miembros de la uniformada, a uno prisión domiciliaria, a tres en Operaciones Especiales de la Policía Nacional.

Mientras que a los tres civiles Santiago Mateo Victoriano, Michael Pérez Ramos y Jean Carlos Martínez Peña estarán prisión preventiva en Najayo.

Quiosco Periódico Digital