Quiosco

Acontecimientos de junio de 1971

Sismo de 6.5 grados en la escala de Richter causa alarma en la población, Elías Wessin y Wessin se queja por sentirse preso en su propia casa, Presidente Joaquín Balaguer denuncia al ex general Wessin y Wessin de conspirar contra su gobierno para derrocarlo

En la entrega de hoy, finalizamos el mes de junio con un compendio de noticias que encontramos en una de las colecciones de nuestra documentada hemeroteca del archivo OGM, Central de Datos, las cuales compartimos a continuación:

Sismo de 6.5 grados sacude Santo Domingo

Hace 51 años un fuerte sismo de 6.5 grados en la escala de Richter sacudió la ciudad de Santo Domingo durante la mañana del 11 de junio de 1971, en el que resultaron heridas un total de 11 personas. No se reportaron fallecidos, sin embargo, la población se encontraba asustada y en estado de pánico, y shock por lo sucedido.

El temblor causó que varios edificios se agrietaran de manera considerables, entre ellos, los monumentos ubicados en la Zona Colonial, tales como el Convento de los Dominicos, la iglesia de las Mercedes, las ruinas de San Francisco y la iglesia Nuestra Señora del Carmen.

Según documento periodístico de la época, el movimiento telúrico tuvo su epicentro a 82 kilómetros de Santo Domingo y duró unos 25 segundos. Asimismo explica la información, que este dato fue dado a conocer por el ingeniero José Joaquín Hungría Morel, director del Instituto Cartográfico de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Este diario publicó en su edición del día 12 de junio de 1971 algunos de los casos de las personas que resultaron heridas, entre ellas, Manuel Durán, un ex reportero gráfico del periódico El Caribe, que se lanzó desde un segundo nivel de un edificio multifamiliar en el ensanche Antonio Duvergé, cuando inició el temblor de tierra. Sufrió la fractura de ambas piernas.

Una mujer llamada Cermira viuda Luna resultó con la pierna izquierda rota cuando trató de escapar de su casa al sentir la fuerte sacudida de la tierra.

También sufrió un golpe la esposa del ex procurador general de la República, Antonio García Lizardo, quien fue internada en un centro privado tras recibir una herida en la cabeza. La señora de García Lizarza se hirió cuando rodó escaleras abajo en su intento por salir del edificio de la Secretaría de Educación.
Además, se reportaron a dos personas que sufrieron ataques al corazón.

Reseña el periódico que los estudiantes de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), vivieron momentos de temor y confusión cuando inició el movimiento sísmico, tal fue el caso de Flavio E. Mateo que se lanzó sin pensarlo de la segunda planta del edificio de la facultad de Ingeniería a través de una ventana de cristal.

El director de la Oficina Técnica del Gobierno, informó que los daños sufridos por el Palacio Nacional a causa del movimiento sísmico fueron “de escasa consideración”. Explica la noticia que los efectos del sismo fueron mayores en el salón Verde, en el pantry (despensa) y en la cocina. En el primero hubo desprendimientos de cornisas de yeso, rajaduras en las juntas de paredes y zonas adyacentes.

En el salón de Embajadores se observaron pequeñas grietas y en el suelo había algunos cristales desprendidos de las lámparas

El panorama que se vislumbraba, según documentos periodísticos de la fecha, era una escena de histerismo colectivo en distintos puntos de la capital, mujeres con ataques, niños dando gritos y hombres arrodillados dándose golpes.

“Wessin afirma que su casa se ha convertido en cárcel”

Otra de las noticias destacadas del mes de junio de 1971, fue sobre el presidente del Partido Quisqueyano Demócrata (PQD), publicada el 29 de junio, en la que explica que este líder político estaba denunciando el asedio que vivía en su casa por militares que merodeaban su residencia desde 26 días, por lo que calificó que su casa se había “convertido en una cárcel”.

Wessin y Wessin, además de político fue general de la Fuerzas Aérea Dominicana, manifestó su indignación en una rueda de prensa que se encontraba “desesperado” por la situación.

En la rueda de prensa, denunció, asimismo, que un general del Ejército Nacional, a quien no identificó había dicho que lo deportaría o lo eliminaría físicamente.

El líder del PQD dijo que había recibido la información sobre los supuestos planes de deportación o eliminación de su persona de “altos oficiales de las fuerzas Armadas”, a quienes no identificó.

El general retirado dijo las siguientes palabras “es bueno que este señor (el general no identificado) sepa que no tengo la culpa de que ni él ni el gobierno gocen de simpatías entre el pueblo ni entre las fuerzas Armadas”.

Wessin y Wessin alegó que en las cárceles había militares que fueron arrestados por no comulgar con el régimen. Informó que los prisioneros “están siendo torturados”, y que la mayoría estaban “en la fortaleza Ozama”.

Balaguer acusa al ex general Wessin y Wessin de conspirar contra su gobierno

En una alocución ofrecida por el presidente Joaquín Balaguer la noche del 30 de junio en el Palacio Nacional por radio y televisión, dijo que “otro golpe militar significaría un nuevo paso hacia atrás en el penoso proceso de institucionalización de nuestra vida democrática”. Balaguer hizo esta declaración en presencia de los jefes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

El mandatario acusó de conspirador al ex general Elías Wessin y Wessin y dijo además que “otro golpe de Estado causaría “una agudización, un endurecimiento todavía más profundo de los odios y de la malquerencia que separan desde 1965, hasta el extremo de mantenerla dividida en bandos irreconciliable, a la sociedad en que vivimos”.

Explicó que un golpe de Estado sería una catástrofe para la economía, como los ejemplos que citó, tales como la caída de la moneda nacional, un mayor deterioro en la balanza de pagos, la desorganización del presupuesto de gastos públicos, la interrupción del pago regular de las amortizaciones de la deuda externa, retraso de los trabajos de las presas de Taveras Valdesia, entre otros.

A raíz de estas declaraciones, esa misma noche, las Fueras Armadas tomaron la decisión de desterrar del país al ex general Elías Wessin y Wessin, acusado públicamente de conspirar contra el gobierno del presidente Joaquín Balaguer.