Quiosco

Daniella Navarro confiesa, entre lágrimas, que fue abusada por su abuelo

EL NUEVO DIARIO, MIAMI. – A pesar de que La Casa de los Famosos está lleno de polémicas y peleas entre los participantes, suele tener momentos conmovedores donde los concursantes abren su corazón, como por ejemplo Daniella Navarro quien confesó entre lágrimas, que había sufrido el abuso de su abuelo cuando era niña, algo que no le pudo decir a su mamá por temor.

Hace unos días, la actriz venezolana hizo una dinámica en la que mostró “la curva de su vida” y además de dar a conocer de dónde viene y cuáles han sido sus enseñanzas, también hizo sorprendentes revelaciones, que hasta el día de hoy había mantenido en privado. Durante la transmisión del programa, Daniella rompió el silencio y confesó que su abuelo había abusado sexualmente de ella cuando era menor de edad.

“Viene una de las peores etapas de mi vida que fue ser abusada por mi abuelo y no poder decir absolutamente nada porque ya sentía que yo era responsable de que mi mamá tuviera el corazón roto y no quería romperle el corazón diciéndole que su papá abusaba de nosotras y seguí guardando rabia en mi corazón…”, explicó Navarro entre lágrimas ante las cámaras del reality de Telemundo.

La actriz de telenovelas como “Tierra de Reyes” y “Marido en alquiler”, señaló que no le dijo a nadie debido a que había llegado a su vida su hermano y no quería romper con la felicidad que eso le traía a la familia, así que se lo guardó por años. Recordó que fue hasta que cumplió 25 años que reveló el abuso que ejerció su abuelo hacia ella cuando era tan sólo una niña.

“Mi mamá me regaló el que es mi mejor amigo hoy en la actualidad, que es mi hermano, y decidí no romper la felicidad que eso había traído a la familia y me lo guardé hasta mis 25 años”, indicó Daniella Navarro al hacer pública esta situación por primera vez.

Lamentablemente, esta no fue la única situación dolorosa que ha vivido durante sus 38 años, puesto que otro momento difícil fue cuando estuvo a punto de perder sus piernas tras la llegada de su hija, pues desde los 21 años se había comenzado a inyectar sustancias que afectaron su embarazo.

“Con la llegada de mi princesa empiezo a sufrir un problema en mis piernas cuando estaba embarazada y se corría el riesgo de que si hacía tratamiento mi hija podía venir con alguna condición. Era que mi hija estuviera bien o eran mis piernas y yo decidí que fuera mi hija y no quise hacer más tratamiento”, explicó, sin embargo, puedo encontrar un tratamiento que la ayudara a superar su condición.