Quiosco

Irán y EEUU inician una ronda de negociaciones nucleares indirectas en Catar

EL NUEVO DIARIO, DOHA/TEHERÁN.- Irán y Estados Unidos comenzaron este martes una ronda de conversaciones indirectas en Catar para resolver las diferencias bilaterales que impiden reavivar el acuerdo nuclear de 2015, como la cuestión de la Guardia Revolucionaria o las garantías estadounidenses.

Catar acoge estas conversaciones bilaterales, pero indirectas entre Irán y Estados Unidos con la Unión Europea (UE) como intermediario, después de que las negociaciones nucleares de Viena se encuentren paralizadas desde hace tres meses.

“El viceministro de Exteriores de Irán Bagheri Kani se reúne con el jefe adjunto de Política Exterior de la UE en Doha, Catar, el martes”, informó el Gobierno iraní en un tuit, que acompañó con una fotografía de los dos políticos.

Bagheri es el negociador nuclear jefe de Irán, mientras que el español Mora es director político del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y coordinador de las conversaciones del acuerdo nuclear.

El Gobierno de Catar afirmó que espera “que la ronda de conversaciones indirectas culmine con resultados positivos que contribuyan a reavivar el acuerdo nuclear firmado en 2015 por el refuerzo de la seguridad, la estabilidad y la paz en la región y abra nuevos horizontes para una cooperación y un diálogo regional más amplio con la República Islámica”.

El enviado especial de Estados Unidos para Irán, Robert Malley, confirmó su presencia en Doha con una reunión con el ministro de Exteriores catarí, Mohamed bin Abderrahman al Thani.

Malley y Al Thani “discutieron la fuerte asociación entre Catar y EEUU y nuestros esfuerzos diplomáticos conjuntos para abordar los problemas con Irán”, informó la embajada estadounidense en Doha en su cuenta oficial en Twitter, sin dar a conocer más detalles.

El Ministerio de Exteriores iraní apuntó que el viaje de Bagheri tiene como objetivo “la eliminación de las sanciones contra Irán”, sin ofrecer más detalles.

CONVERSACIONES PARALIZADAS

Irán negocia con Alemania, Francia, Reino Unido, Rusia, China, y Estados Unidos de forma indirecta, la restauración del pacto de 2015 que limitaba el programa nuclear iraní a cambio de levantamiento de las sanciones.

Pero esas conversaciones en Viena están paralizadas desde marzo, tras más de un año de diálogo y muy cerca de que el acuerdo estuviera cerrado debido al desacuerdo entre Washington y Teherán respecto a cuestiones bilaterales.

Por ello, el sábado el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, viajó a Teherán para romper el “impasse” y reactivar las negociaciones.

Borrell anunció junto al ministro iraní de Exteriores, Hosein Amir Abdolahian, esta ronda de negociaciones “indirectas” y “bilaterales” en Catar, con la UE como intermediaria.

ASUNTOS BILATERALES

El jefe de la diplomacia europea explicó que las cuestiones técnicas relativas a aspectos nucleares o al levantamiento de sanciones están cerradas, pero que quedan asuntos bilaterales entre Teherán y Washington.

Una de esas cuestiones tiene que ver con la Guardia Revolucionaria iraní. Irán insiste en que Estados Unidos debe levantar las sanciones contra ese cuerpo militar de élite, algo que parece que Washington no está dispuesto a hacer.

Otro asunto pendiente son las garantías que Irán exige Estados Unidos para cerrar el pacto después de que en 2018 el entonces presidente estadounidense, Donald Trump, abandonase unilateralmente el acuerdo y volviese a imponer sanciones económicas contra Irán.

Teherán no confía en que una nueva Administración estadounidense abandone de nuevo el pacto.

A la salida de Trump del acuerdo, Teherán respondió un año después con la aceleración de sus esfuerzos nucleares y el enriquecimiento de uranio, algo que ha continuado haciendo hasta ahora.

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) anunció en un informe en mayo que las reservas de Irán de uranio enriquecido, en diferentes purezas (2%, 5%, 20% y 60%), ascendían a mediados de mayo a 3.491,8 kilos, frente a los 300 kilos permitidos (con una pureza máxima del 3,67%).

Además, la Junta de Gobernadores del OIEA aprobó una resolución en contra de Irán por su falta de transparencia por las trazas fisibles halladas en tres instalaciones no declaradas como nucleares.

Teherán respondió que esas trazas son consecuencia de se deben a un sabotaje -supuestamente de Israel- y apagó de 27 cámaras de vigilancia en diferentes instalaciones nucleares.

La entrada Irán y EEUU inician una ronda de negociaciones nucleares indirectas en Catar se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).