Quiosco

(VIDEO) Atribuyen a “castración emocional” alto índice violencia en hombres

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La psicóloga clínica Andrea Manjarres manifestó que los actos de violencia que normalmente son más frecuentes en hombres, pueden ser resultado de la “castración emocional” que sufre el sexo masculino, durante su desarrollo, dificultando la fácil expresión de los sentimientos, carga que es acumulada durante toda su vida.

“Tenemos lo que en psicología llamamos una castración emocional en los hombres, los hombres que además normalmente son más violentos que las mujeres, se les impide socialmente y no se les enseña poder demostrar  sus emociones”, comunicó.

Manifestó que las emociones son como “una olla a presión”, y necesitan de una válvula de escape que libere tenciones, para evitar una explosión; por eso, agregó que es necesario “un permiso social” para que el hombre no sea juzgado por expresar lo que siente e ir eliminado de apoco la cultura machista.

“Hay que dar el permiso social, para que todos se sientan con la facultad de decir cuando sienten que no pueden con la vida, o me siento débil, me siento estresado, no pasa nada, eso no les quita hombría, al contrario te da más valor”, emitió.

En una entrevista realizada por Jhoan Leyba y Huáscar Casado en el programa “Encuentro del Sábado”, que se transmite por la plataforma digital El Nuevo Diario TV, la profesional de la psicología puntualizó que es oportuno buscar los escenarios para hablar de cómo anda la sociedad y allí “cuestionar  lo incuestionable”.

(Ver en el minuto 20:38).

“Los psicólogos que están en los contextos educativos no saben cómo contener a los muchachos, todos los días vemos un escenario de violencia, de pelea, de escándalo. Tenemos que buscar escenarios en los que hablemos de cómo estamos y que cuestionemos lo que normalmente es incuestionable”, expresó.

En ese sentido, aclaró que aunque no le resta méritos a esta técnica, no se trata de trabajar la conducta de manera focalizada, sino de manejo general, porque no sirve de nada introducir un sujeto ya sano a un contexto enfermo.

“Por eso es tan importante que no pensemos solamente en programas de inversión puntuales con población específicas, que ojo no estoy diciendo que no se necesitan, pero está el primer nivel de atención, que es el que necesita el grueso de la población”, subrayó.

Asimismo, Manjarres precisó que es posible cambiar el mundo, pero hace falta que las personas aprendan a “ser amables, entienda que otro también tiene dolor, cuando no sumamos personal muchas cosas y simplemente con una sonrisa y un abrazo estamos sembrando grandes cosas en los otros.

Comisiones

Tras referirse a las comisiones que designadas por el Senado de la República para analizar lo referente a la salud mental, la psicóloga expuso que en estos escenarios se le ha dado poco espacio a los “verdaderos expertos” en el área; por el contario, está integradas por personas que están ligadas a la política.

“Se necesita personas que con un criterio científico puedan realizar  un diagnóstico y a partir de ahí proponer una intervención y después de ahí hacer una evaluación de impacto para saber qué funcionó o no funcionó y qué hay que hacer”, externó.

Quiosco Periódico Digital