Quiosco

¿Puede el calor excesivo afectar la salud cardiovascular?

En una entrevista realizada por elCaribe al analista meteorológico Jean Suriel, este aseguró que tras entrar la temporada veraniega, República Dominicana podría alcanzar una temperatura entre 40 y 43 grados Celsius. Partiendo de ahí, ¿podría este calor excesivo afectar la salud cardiovascular de los pacientes? Según el cardiólogo intervencionista-hemodinamia, Freddy Loinaz, sí.

“Los pacientes cardiovasculares, cuando hay temperaturas elevadas, suelen estar expuestos a más sensibilidad o susceptibilidad de complicaciones de salud, sobre todo, porque el calor en sí mismo afecta lo que es el funcionamiento celular.  Cuando hay calor en una temperatura en más de lo que debería, todo el sistema celular se puede ver alterado, tanto lo que tiene que ver con las funciones de nutrición, de defensa,  con el metabolismo del cuerpo y, definitivamente, los pacientes cardiovasculares son susceptibles a tener estas complicaciones.

Para Loinaz, hay una relación del exceso del calor con la edad. Los adultos mayores suelen ser los más afectados siempre, porque ya hay un cambio de lo que es la composición física de las personas, aparte que con la edad tenemos más factores de riesgo cardiovasculares como hipertensión arterial y diabetes, dice.

“La edad, el paciente hipertenso, con diabetes, o con enfermedades coronarias diagnosticadas es mucho más susceptible a tener complicaciones de salud por el calor”, compartió Loinaz, quien tiene consulta en Hospiten Santo Domingo.

Recomendaciones

Es por ello que el galeno recomienda a los pacientes realizar sus actividades de manera inteligente.

“Soy amigo del ejercicio, pero debemos recordar que vivimos en un país caribeño, que hay que evitar ciertas horas del día para la realización del ejercicio. Ir a las 11:00, 12:00, 1:00 de la tarde al Mirador no es la mejor idea, la mejor es esperar las horas más frescas de 6:30 de la mañana, por ejemplo”, aconseja el galeno.

¿Cómo afecta en el organismo el exceso de calor?

Una de las cosas que hay que tener en cuenta es que el calor trae consigo deshidratación, entonces, todo lo que tiene que ver con la resequedad, con la falta de aire, es algo que debe llamar la atención del paciente, porque no es habitual, señala.

“También la sudoración confusa es otra de las señales que debe llamarnos la atención, así como el mareo, la fatiga, la debilidad en general, pues son síntomas que pueden estar asociados tanto al calor como a la deshidratación que va a inducir el mismo calor”, puso como referencia.

Quiosco Periódico Digital