Quiosco

Trabajan para solucionar los problemas que afectan reclusos

El Poder Judicial y representantes del sistema dejaron conformada la Mesa Nacional de Coordinación Interinstitucional con el objetivo de evaluar las soluciones puestas en marcha para abordar la problemática de los privados de libertad en condiciones de vulnerabilidad y garantizar su dignidad y derechos fundamentales.

El grupo se reunirá cada 15 días para ejecutar las acciones pertinentes. Durante una reunión celebrada en la Suprema Corte de Justicia, se rindió un informe sobre el descenso realizado en la Penitenciaría Nacional de La Victoria, en la que se habilitó un tribunal de Ejecución de la Pena, medida que se enmarca dentro plan de seguimiento a la situación de los privados de libertad en condiciones de extrema vulnerabilidad y el “Programa de Optimización del Proceso Penal”.

Además, se designó el personal que trabajará en el citado tribunal y se dotó de los equipos tecnológicos y de mobiliario necesario para su eficiente funcionamiento.

Dentro de los avances se destacan la designación por el Servicio Nacional de Salud (SNS) de un equipo médico de manera permanente en ese recinto carcelario y la habilitación de un laboratorio clínico con dos bioanalistas que prestará servicios durante 24 horas, los 7 días de la semana.

De acuerdo a lo informado, en la referida mesa, que es una instancia plural, se identifican y analizan los obstáculos que limitan el normal desenvolvimiento del mismo y se impulsan soluciones y buenas prácticas que promuevan la eficiencia operativa entre los diferentes actores del sistema penal.

La Mesa de Coordinación Interinstitucional está integrada por el Poder Judicial, la Procuraduría General de la República, la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales y la Defensa Pública.

Quiosco Periódico Digital