Quiosco

Migración irrumpe en restaurante propiedad de  empresarios haitianos

 Santiago.- Agentes de la Dirección General de Migración irrumpieron la noche del viernes en un restaurante propiedad de empresarios haitianos, donde sacaron y apresaron de forma violenta y arbitraria a los que se encontraban cenando, a pesar de contar con los documentos de estadía legal.        

La mayoría de comensales de la vecina nación, que se encontraban en dicho restaurante eran estudiantes y profesionales con documentos al día.

Los agentes llegaron al restaurante haitiano a las 10:00 de la noche.

El cónsul haitiano en la ciudad de Santiago, James Jacques manifestó su indignación por el hecho,  el cual calificó de abusivo y temerario ejecutado por agentes de la Dirección General de Migración.

El establecimiento está ubicado en la avenida Estrella Sadhalá, frente a la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa)

COPROPIETARIO

El dominico-haitiano,  Jonathan Solano, copropietario del establecimiento conocido como L’aromate Creole, dijo que pese a mostrar su cédula de identidad dominicana fue víctima de la retención realizada por las autoridades, alegadamente por la simple razón de que hablaba creole.

Dijo que todos los que estaban comiendo lo sacaron, cuentas sin pagar, un abuso totalmente, pero lo que me molesta es que habían 52 familias comiendo en este negocio; estoy lleno de impotencia.

Cónsul haitiano

Cónsul haitiano James Jacques criticó  que con la detención de ciudadanos de su país que residen o estudian en la República Dominicana de manera legal se violaron acuerdos internacionales y los derechos humanos.

Exigió de las autoridades migratorias dominicanas una explicación de lo sucedido, porque quienes estaban en el restaurante eran ciudadanos haitianos, algunos estudiantes, cenando y compartiendo con familiares y amigos.

Indicó que debido a la acción violenta de las autoridades migratorias dominicanas el ambiente se tornó violento y tenso, donde imperaba el caos.

“Llegamos al restaurante por una llamada que nos hicieron debido al atropello que estaban cometiendo agentes migratorios contra nuestros ciudadanos, por lo que decidimos acudir al lugar y nos recibieron con empujones y vejámenes, a pesar de nuestra investidura”, afirmó el cónsul James Jacques.

Un impasse se generó en un momento de la acción migratoria entre la seguridad del funcionario diplomático y miembros de la Policía Nacional que se presentaron al lugar a los fines de establecer el orden.

Quiosco Periódico Digital