Quiosco

Pozas como alternativa frente al calor en Gualey

Los lugareños del sector capitalino Gualey, en el Distrito Nacional, combaten el calor veraniego dándose un chapuzón diario en las aguas de las pozas, situadas en las cercanías del río Ozama.

Desde tempranas horas de la mañana y hasta que se oculta el sol, los moradores de esa barriada acuden a esa especie de “piscina natural” para refrescarse y esparcirse en ese espacio que está a solos pasos de sus casas. En un recorrido que hizo ayer elCaribe se constató con la presencia tanto de niños, jóvenes y adultos disfrutar de esas pozas.

Jesús Rodríguez, un vecino del lugar comentó que casi el día completo hay gente al interior de esos charcos, los que entiende sirven como distracción y relajación para los locales.

“Ahí hay una lámpara que la prenden cuando es de noche para que el que quiera se bañe ahí”, dijo Rodríguez.

El ciudadano pidió a las autoridades municipales realizar algunos trabajos de mejoras para que se pueda ver más atractivo y seguro todo el entorno, que en ocasiones es visitado por turistas interesados en conocer la vida a lo interno de esas barriadas.

Otros lo califican como “antihigiénico”

Algunos de los moradores de Gualey manifestaron que es antihigiénico bañarse en esa poza debido a la cantidad de usuarios que diariamente tiene.

Rosa Margarita Cuello, una lugareña, explicó que en ocasiones esas pozas tienen en su interior desperdicios de alimentos y plásticos.

“No me parece bien que la gente de aquí se bañe ahí y que vengan de otros lugares para lo mismo, hay muchos que creen que eso es un río que hasta cogen agua en galones y cubeta para llevarla a sus casas y bañarse y hasta cocinar”, argumentó Margarita.

Asimismo, Mercedes de los Santos añadió que en temporada de lluvia suelen arrastrarse aguas sucias provenientes de las alturas, que terminan en las aguas de las citadas pozas y que aun así los ciudadanos se introducen en ellas.

“Los muchachos por diversión se meten donde sea y no piensan en consecuencias de salud, lo ven como algo de la naturaleza que es saludable”, contó la señora.