Quiosco

Almagro advierte de los “discursos golpistas” contra Guillermo Lasso

Quito. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, exhortó a entablar un diálogo en Ecuador tras diez días de protestas contra el Gobierno por la carestía de vida, al tiempo que advirtió “discursos golpistas” contra el presidente Guillermo Lasso.

Almagro indicó en un comunicado que el diálogo entre las distintas partes involucradas “debe contar con la participación de la Confederación de Naciones Indígenas del Ecuador (Conaie)”, la principal convocante de la movilización que se inició el lunes 13 de junio.

Sin embargo, el presidente de la Conaie, Leonidas Iza, exige como condiciones para ir a un diálogo que el Gobierno derogue el estado de excepción decretado en seis provincias que concentran las manifestaciones y que las fuerzas de seguridad salgan de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, en Quito, para que puedan instaurar allí una asamblea popular.

Este diálogo, convocado por diferentes organizaciones civiles y religiosas y al que la Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas se han comprometido a dar apoyo técnico, ya fue aceptado por Lasso, que desde un inicio se mostró abierto a dialogar con el movimiento indígena.

La Conaie ha rehuido hasta ahora de sentarse en la misma mesa con Lasso al considerar que no han dado frutos las diferentes ocasiones en las que han conversado a lo largo de su primero año de mandato presidencial.

“Es necesario que el sistema político dé inmediata respuesta en mejoras de subsidios, en la condonación de créditos vencidos, así como resolver el estado de emergencia en el sector salud y mejoras en el presupuesto de educación intercultural, entre otros”, apuntó Almagro.

Si bien Lasso concedió ya parte de esas demandas del movimiento indígena, la Conaie quiere que se apruebe su pliego de diez demandas en su totalidad, lo que incluye la reducción y congelación de los combustibles, el control de precios de productos esenciales y el freno a nuevas concesiones mineras, entre otros.

Preocupado

Asimismo, Almagro manifestó su preocupación por “los discursos golpistas como ‘el único objetivo, la única resolución es sacar a Lasso, no queremos ningún diálogo’”.

El secretario general de la OEA recordó que “el camino de la protesta debe ser pacífico y democrático siempre, en los principios que lo sustentan y en los fines que persigue”.

“Los mandatos constitucionales otorgados directamente por el pueblo deben ser respetados, esencialmente hasta que el pueblo se pronuncie nuevamente en elecciones libres y democráticas”, dijo Almagro en referencia a la continuidad de Lasso hasta 2025.