Quiosco

Charlotte pone en el mercado a Hayward y un pick del draft para liberar masa salarial

EL NUEVO DIARIO, HONETS.-  Los Charlotte Hornets han puesto a Gordon Hayward en el mercado. Según asegura Brian Windhorst, periodista de ESPN, los de Carolina del Norte están ofreciendo al alero junto a una de las dos elecciones de primera ronda con las que cuentan en este draft (la 13 y la 15), una operación con la que buscan liberar masa salarial de cara a poder apuntalar la plantilla.

En concreto, es la extensión de Miles Bridges lo que más preocupa en Charlotte, pues el alero será agente libre restringido en cuanto arranque el mercado y es de esperar que reciba importantes ofertas tras su gran temporada. Con 20,2 puntos, 7 rebotes y 3,8 asistencias por partido, Bridges dio un importante salto de nivel que le ha colocado como uno de los nombres a seguir este verano, y aunque los Hornets podrán asegurarse su continuidad igualando cualquier oferta, parece que quieren hacerlo sin comprometer en exceso su cap.

Hayward, por su parte, cobrará 30 millones de dólares durante el curso 22-23 y 31 millones durante el 23-24, lo que hace su contrato muy poco apetecible en general. Este ya fue un motivo de controversia cuando Charlotte se hizo con él mediante un sign & trade en 2020, y aunque lo cierto es que el rendimiento del alero fue mejor de lo que muchos esperaban, pagarle tanto es un lujo que los Hornets no podrán permitirse durante mucho tiempo más. Al fin y al cabo, la plantilla se encontraba en aquel momento en plena reconstrucción, pero ahora que los jugadores más jóvenes comienzan a finalizar sus contratos de rookie y a demandar cifras más cuantiosas, el del ex de los Celtics sí empieza a ser una molestia.

Por otro lado, los continuos problemas físicos de Gordon han lastrado también su productividad. Sus 17,6 puntos, 5,2 rebotes y 3,8 asistencias durante sus dos años en Carolina del Norte hablan de su buena aportación, pero también es un fiel reflejo de lo que han sido estas dos temporadas el hecho de que no haya podido jugar ni siquiera 50 partidos en ninguna de ellas. Su futuro parece estar definitivamente lejos de Charlotte, y lo que está por ver es dónde acaba siendo enviado y qué reciben los suyos a cambio.

Quiosco Periódico Digital