Quiosco

Nepómniachtchi tumba a Firouzja y toma el mando en Madrid

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- El ruso Ian Nepómniachtchi, ganador del Torneo de Candidatos anterior, fulminó este martes en 39 jugadas al franco-iraní Alireza Firouzja, abanderado de la nueva generación de Grandes Maestros, en la cuarta ronda de Madrid y dio un gran impulso a sus esperanzas de volver a disputar la corona mundial de ajedrez al campeón, el noruego Magnus Carlsen.

Seis meses después de sufrir una derrota inapelable ante Carlsen en el encuentro de Dubai por el título, Nepo ha recuperado la destreza táctica que hace dos años le condujo hasta las puertas del título.

Los jugadores habían disfrutado este lunes del primer día de reposo y el torneo se reanudaba con el estadounidense Caruana y Nepo en cabeza (2 puntos), seguidos del cuarteto formado por el polaco Jan-Krzysztof Duda, Firouzja, el húngaro Richard Rapport y el norteamericano Hikaru Nakamura (1,5) y cerrando la tabla, con un punto, el azerbaiyano Teimour Radjábov y el chino Ding Liren. Todos aún con opciones de victoria.

Los dos líderes tenían, de regreso a los tableros, partidas complicadas. Nepo se enfrentaba con blancas a Firouzja, con quien tenía un marcador igualado (1-1 y unas tablas) en clásicas. Caruana con negras a Ding, número 2 del mundo, con balance desfavorable para el estadounidense (3-2 y 6 tablas).

Nepo y Firouzja sostuvieron un combate sin reservas con enroques opuestos en un ataque inglés de la variante Najdorf. Los dos jugaron rápido la apertura hasta que el franco-iraní se inclinó por la muy secundaria 5…Ac4. Ahí el ruso se detuvo a pensar diez minutos. Tenía que enfrentarse a una nueva preparación de Alireza, que hasta ese momento ofrecía inmediata respuesta a todos los movimientos de las blancas, pero el ruso no se arrugó.

Fuera de teoría, avanzó con sus peones del flanco de rey para abrir el enroque negro, obligando a su adversario a consumir mucho tiempo.

En una posición compleja, con las opciones de ataque para ambos bandos típicas de la variante Najdorf, cualquier imprecisión costaba la partida, y Firouzja, apremiado por el reloj (un minuto para 10 jugadas, sin incrementos de tiempo), fue quien la cometió. Ofreció un peón, que Nepo se apresuró a engullir, y dos jugadas después, ya en la 25, el benjamín del torneo estaba completamente perdido.

La cabeza hundida entre los hombros reflejaba la situación desahuciada en que se encontraba Alireza, que perdió por tiempo en la 39.

Con esta victoria, Nepo, que juega en Madrid bajo bandera de la FIDE por la sanción a Rusia por la invasión de Ucrania, se asegura el liderato, que ocupará ya en solitario si Caruana no vence a Ding Liren en su partida de la cuarta ronda.

Quiosco Periódico Digital