Quiosco

Berlín advierte contra protestas violentas ante un G7 volcado hacia Ucrania

EL NUEVO DIARIO, BERLÍN.- El Gobierno alemán garantizó este lunes el derecho a la manifestación pacífica durante la cumbre del G7 en Elmau (Baviera), pero advirtió de que no se tolerarán “protestas violentas” ante una cita volcada a mostrar cohesión y solidaridad hacia Ucrania.

“El derecho a la manifestación termina ahí donde surge la violencia y el insulto”, afirmó la ministra alemana del Interior, Nancy Faeser, al visitar este lunes los emplazamientos en que discurrirá la cumbre, que se desarrollará del domingo próximo hasta el martes siguiente en ese castillo bávaro.

Ya para la víspera hay anunciadas varias manifestaciones, la mayor de las cuales se ha convocado en la capital bávara, Múnich, mientras que el domingo hay anunciados diversos actos de protesta en Garmisch Partenkirchen, a unos 20 kilómetros de Elmau.

Los alrededores del castillo y complejo hotelero donde se celebrará la cumbre han quedado acordonados y vallados, mientras que se ha previsto un dispositivo policial integrado por 8.000 agentes, uno de cuyos cometidos será impedir que los manifestantes lleguen a Elmau.

Es la segunda vez que Elmau acoge una cumbre entre las siete grandes potencias, tras la celebrada en 2015, entonces con Angela Merkel en la Cancillería alemana y Barack Obama en la Casa Blanca.

Junto a los líderes de Estados Unidos, Japón, Canadá, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania -país que ejerce la presidencia de turno del G7- acudirán los de Argentina, Indonesia, India, Senegal y Sudáfrica, mientras que el ucraniano Volodímir Zelenski, intervendrá en formato virtual.

El canciller Olaf Scholz mantendrá diversas bilaterales con esos líderes, tanto el estadounidense Joe Biden como con el argentino Alberto Fernández, confirmaron hoy fuentes del gobierno alemán, en un encuentro con los medios.

El G7 de Elmau se celebrará justo entre el Consejo Europeo de Bruselas, que se abrirá el jueves, y la cumbre de la OTAN de Madrid, que lo hará el miércoles de la semana siguiente. En los tres encuentros, el tema dominante es Ucrania.

En la G7 hay una “unidad nunca vista” en torno a la determinación de todos sus miembros de apoyar a Ucrania, afirmaron fuentes gubernamentales en la presentación de los contenidos de la cumbre. Su lema es “Progreso, por un mundo justo”, que se propone plasmar en objetivos ambiciosos en la lucha contra la crisis climática y alternativas realistas en materia energética y alimentaria.

Berlín pronostica que en Bruselas se logrará el apoyo de los Veintisiete al reconocimiento de Ucrania como país aspirante a ingresar en la UE, de acuerdo a la propuesta de la Comisión Europea (CE) y al compromiso expresado por Scholz, el presidente francés, Emmanuel Macron, y el primer ministro italiano, Mario Draghi, en su reciente encuentro en Kiev con Zelenski.

Menos confiadas se mostraron las fuentes gubernamentales alemanas respecto a la posibilidad de que Turquía retire su rechazo al ingreso de Finlandia y Suecia antes de la cumbre de la OTAN en Madrid. “Deseamos que eso ocurra. Pero si se demora un par de semanas no será una catástrofe”, afirmaron.

Los dos países nórdicos formalizaron su solicitud de adhesión a la Alianza Atlántica a mediados de mayo, tras décadas de neutralidad militar y ante el cambio de perspectiva precipitado entre su clase parlamentaria y opinión pública por la guerra de Ucrania.

Esta ampliación debe ser ratificada por todos los miembros de la OTAN, pero Turquía ha expresado su rechazo por considerar que Finlandia, y sobre todo Suecia, protegen a milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Quiosco Periódico Digital