Quiosco

Guillermo Gómez

(Décima cibaeña)
Guilleimo Góme leyó
De Oilando su depedida
Que dejó eta ila sufrida
Cuando ei saivajimo aituó
Oilando Mera pagó
Como bien dijo Guilleimo
Poi no tenei nunca miedo
Y defendei la Democracia
La corrución e degracia
Combatirla era su credo.
Gran voz dede Aeromundo
Y dede cuaiquiei tribuna
Dijo de foima opoituna
“Ei pai y todo ei mundo
Repudia a ese iracundo”
Que en la caicei quedará
Como cuaiquiei Barrabá
Y quizá hata se pudra
Sueite, que no lo decubra
mucho ante Sataná.