Quiosco

¿Permite la norma entrevistar a un recluso en la cárcel?

A raíz de la petición hecha por el confeso asesino del ministro Orlando Jorge Mera, de que se le permita ser entrevistado por periodistas en su celda en Najayo, ha surgido la pregunta de si la norma que regula el procedimiento penal dominicano autoriza que esto se realice.

La respuesta es que el Código Procesal Penal no establece en ningún de sus artículos que los reclusos puedan ser entrevistados por los medios de comunicación en las cárceles en las que están recluidos, según explicaron abogados consultados al respecto.

Lo que sí precisa la norma, indicó a elCaribe el abogado penalista Harold Aybar, es que los medios de comunicación y sus periodistas pueden ingresar a los juicios de fondo, que son públicos, para dar detalles sobre los mismos.

Así lo manda el artículo 309, que indica que la prensa puede instalar en la sala de audiencias los equipos técnicos a los fines de informar al público sobre las incidencias del juicio. El tribunal señala en cada caso las condiciones en que se ejerce el derecho a informar.

Lo que solicitó el imputado

Lo que Fausto Miguel Cruz solicitó al Ministerio Público es que las periodistas Alicia Ortega y Julissa Céspedes se trasladen con sus respectivos equipos hasta la cárcel Najayo y lo entrevisten de manera exclusiva, no que los medios de comunicación tengan acceso a las audiencias donde se conocerá su proceso.

El imputado, quien está acusado de asesinar de seis disparos a Jorge Mera, ministro de Medio Ambiente, por supuestamente este negarse a otorgarle unos permisos y que guarda desde hace casi una semana prisión preventiva por el hecho, manifestó que desea “explicarle al país y a la sociedad en general, a través de los democratizados medios de comunicación masificados cómo fue que desembocó el lamentable suceso”. Aseguró, además, quiere “aportar datos probatorios de la causa y nombres específicos de personas relacionadas que son testigos directos de la causa que condujo a tan lamentable y nefasto hecho inesperado”.

No hay, por lo menos públicamente, datos recientes de que periodistas hayan entrevistado a algún recluso en prisión. Si se han hecho reportajes dentro de las cárceles y se ha conversado con uno que otro interno, nada que ver con un tema exclusivo de su proceso, sino de las condiciones de los centros carcelarios. La custodia de los internos de la cárcel Najayo, donde está Cruz, es responsabilidad de la Procuraduría General de la República, a través de su Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales.

Procuradora Germán decidirá sobre solicitud

En estas circunstancias, entonces, está en manos de la procuradora general de la República, Miriam Germán, decidir si Cruz pudiera ser entrevistado desde la prisión. Para sustentar la petición, los abogados de Cruz se basaron en varios artículos del Código Procesal Penal, del Estatuto del Ministerio Público, como también de la Convención Americana de Derechos Humanos y del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.