Quiosco

Los Celtics confían en su capacidad de reacción de cara al sexto juego de la final

EL NUEVO DIARIO, BOSTON.- Los Boston Celtics llegan al sexto partido de las Finales sin margen de error, pero no es la primera vez que se encuentran así en estos playoffs. Los de Udoka ya han jugado tres encuentros de ‘win or go home’ a lo largo de la postemporada, y el hecho de haber salido victoriosos de todos ellos parece haberles insuflado un cierto optimismo de cara a este, el más importante. Así al menos lo ha asegurado Jayson Tatum, que en sus recientes declaraciones ha confiado en la capacidad del equipo para responder en los momentos complicados.

«Pienso en cómo hemos respondido hasta ahora» afirmó el alero. «No ha sido fácil, de hecho ha sido extremadamente complejo. Hemos tenido algunas derrotas muy duras. Perder el quinto partido contra Milwaukee fue devastador, porque sabíamos que nos quedábamos sin margen de error y que teníamos que ir a jugar a su pabellón. Perder el sexto en casa contra los Heat fue durísimo también. Sin embargo, en esos momentos hemos tenido capacidad de reacción. No sabría definir las causas, pero creo que nuestro deseo de ganar nos ha ayudado a solventar esos problemas».

Jaylen Brown, por otro lado, lanzó un mensaje en la misma línea, apostando por usar todo lo ocurrido en esta temporada para dar la vuelta a una situación límite.

«Todo ha sido un proceso de aprendizaje. Lucimos todo lo que hemos hecho este año como una especie de medalla de honor. No vamos a dejar que esto nos afecte. Hemos sabido responder bien a todo este curso y estamos deseando afrontar este reto. Es el último partido del año en casa, y en cierto modo es el que condensa toda nuestra temporada. Queremos darlo todo. No tenemos miedo. Queremos salir a ofrecer el mejor baloncesto que tengamos» concluyó.

El momento más complicado que han atravesado los de Udoka hasta ahora llegó seguramente tras el Game 5 ante los Bucks, en el que no solo se colocaron 2-3, sino que lo hicieron con un partido que tenían bastante resuelto a falta de pocos minutos y que se les escapó de forma agónica. Desde luego, su capacidad de respuesta a nivel anímico parece fuera de toda duda, pero habrá que comprobar si su baloncesto está listo para superar a unos Warriors que llegan a Boston con muchas ganas de cerrar la serie.