Quiosco

CPI abrirá oficina en Ucrania en apoyo a investigación de crímenes de guerra

EL NUEVO DIARIO, LA HAYA.- La Corte Penal Internacional (CPI) abrirá una oficina en Ucrania para apoyar la presencia “continua y creciente” del personal que investiga los presuntos crímenes de guerra, dijo este viernes el fiscal Karim Khan, que alertó a “todos los involucrados” en el conflicto de que “tienen responsabilidades” con el derecho internacional.

Khan concluyó hoy su tercer viaje oficial a Ucrania desde que empezó la guerra el pasado febrero, durante el que visitó Járkov, la segunda ciudad más grande del país, y fue “testigo de los extensos daños causados a esta población y escuchó los relatos del sufrimiento vivido por los civiles”, a los que aseguró que “la ley está con ellos en el frente”.

“Tienen derechos fundamentales que deben ser reivindicados incluso en tiempos de guerra”, aseguró en un comunicado el fiscal de la CPI, cuya oficina está “actuando con urgencia para demostrar a todos los involucrados en este conflicto que tienen responsabilidades bajo el derecho internacional a las que no hay excepciones”.

Un equipo de la CPI, apoyado por expertos de varios países europeos, está tratando de identificar los presuntos delitos que caen dentro de la jurisdicción de este tribunal y reunir pruebas para demostrar la comisión de esos crímenes.

“Toda persona que empuñe un arma, lleve a cabo un tanque o lance un misil debe saber que puede rendir cuentas cuando se cometen delitos”, advirtió Khan.

Durante su visita a Ucrania también se reunió con el presidente Volodímir Zelenski en Kiev y, en base a las consultas, Khan confirmó “la apertura inminente de una oficina de campo de la CPI para apoyar aún más la presencia continua y creciente” del personal vinculado a la fiscalía sobre el terreno.

La fiscal general ucraniana, Iryna Venediktova, aseguró a Efe hace dos semanas que se han identificado más de 15.000 presuntos crímenes de guerra en Ucrania desde el 24 de febrero.

“Si hablamos de pruebas, hablamos de 15.000 casos en los que cada caso específico tendrá evidencias específicas. Si hablamos del asesinato de civiles, tenemos testigos, balas, armas. También hablamos de violaciones: los militares rusos han cometido crímenes sexuales en territorio ucraniano, han violado a mujeres, niños, hombres, ancianas”, resumió.

También enumeró los presuntos saqueos y torturas, crímenes de los que también tiene material incriminatorio “enorme, masivo”, así como una veintena de casos sobre traslado forzoso, incluido de niños, “lo que en el código penal ucraniano es parte de la calificación de crimen de genocidio”.

Los presuntos crímenes de guerra y lesa humanidad que se puedan estar perpetrando en Ucrania están siendo investigados por diferentes organismos y países europeos, incluido un equipo conjunto de investigación coordinado desde La Haya por la agencia europea Eurojust y con participación de la fiscalía de la CPI.