Quiosco

Campeones NBA: de padres a hijos

EL NUEVO DIARIO, WARRIORS.- En la pasada madrugada se puso punto y final a la temporada 2021-22 con el cuarto anillo de campeón en los últimos 8 años para los Golden State Warriors tras imponerse en el sexto y definitivo encuentro de las Finales por 103-90 a Boston Celtics.

El conjunto de Steve Kerr continúa ampliando su leyenda en este siglo XXI, y de paso coronó como ganadores a buen puñado de secundarios que nunca nos hubiéramos imaginado, tales como Andrew Wiggins, Otto Porter Jr., Jordan Poole, o quizás el más llamativo, Gary Payton II.

El hijísimo y su padre hicieron historia en la NBA al ser el quinto dúo padre e hijo que consiguen el anillo de campeón. Los otros cuatro fueron Matt Guokas Senior y Matt Guokas Junior; Bill y Luke Walton; Rick y Brent Barry; y Mychal y Klay Thompson.

Guokas Senior y Junior

Quizás la familia Guokas sea la menos conocida entre los miembros de esta lista. El padre, Guokas Senior, se alzó campeón en 1947 con los entonces Philadelphia Warriors, batiendo en las Finales de la entonces BAA por 4-1 a Chicago Stags. Su presencia en cancha fue casi testimonial en los playoffs promediando apenas 0,5 puntos por partido.

Por su parte, su hijo Matt Guokas Senior tuvo una mejor carrera en la liga pasando por las filas de Philadelphia 76ers y Orlando Magic. Precisamente con la camiseta de los Sixers ganaría el anillo en 1967 al batir en las Finales a San Francisco Warriors por 4-2.

Los Walton

Tanto Bill como su hijo Luke Walton han ganado la NBA en dos ocasiones, pero cabe destacar que el padre tuvo un mayor impacto en la liga que su vástago. De estrella universitaria con UCLA (dos veces campeón NCAA) a número 1 del Draft de 1974 por Portland Trail Blazers.

En la franquicia de Oregón ganó su primer anillo en 1977, siendo una de las principales referencias del equipo; y el segundo lo obtuvo ya en el ocaso de su carrera como miembro de los Boston Celtics.

Respecto a Luke, este tuvo un impacto menor en la competición, pero siempre terminó por hacerse un hueco, primero en Los Angeles Lakers, y un último año en Cleveland Cavaliers. Como jugador de rotación de Phil Jackson ganó sus dos anillos de forma consecutiva en 2009 y 2010 junto al ya fallecido Kobe Bryant y el español Pau Gasol.

Rick y Brent Barry

Rick Barry acarició la gloria en su segunda etapa con los Warriors, ya afincados en Golden State, tras ganar el anillo en 1975 y de paso también se alzó como MVP de las Finales al imponerse por un contundente 4-0 a los Washington Bullets. Barry no tuvo rival en aquella eliminatoria con unos guarimos impresionantes: 29,5 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias y 3,5 robos en 43 minutos por noche.

Su hijo Brent Barry, que estuvo en activo desde 1995 hasta su retirada en 2009, lo ganó en dos ocasiones con otra dinastía, la de los San Antonio Spurs de Gregg Popovich. Fueron en 2005 y 2007 por 4-3 a los Detroit Pistons y por un contundente 4-0 a los Cleveland Cavaliers de un jovencísimo LeBron James.

Brent Barry cerró su carrera en playoffs con unos promedios de 5,8 puntos, 2 rebotes y 1,7 asistencias en 88 partidos repartidos entre LA Clippers, Seattle, San Antonio y Houston.

Mychal y Klay Thompson

En esta penúltima pareja de padres e hijos llegamos a la actualidad con Mychal y Klay Thompson. El bueno de Klay («Holy Cannoli») ha superado con creces la carrera NBA de su padre, y anoche sumó su cuarto anillo de campeón, y quizás el más especial de todos tras pasar dos años lesionado.

No fue su actuación más brillante (5 de 20 lanzamientos), pero puede sentirse muy orgulloso de su aportación al equipo, ya que sendas lesiones como las suyas pueden acabar con la carrera de cualquier jugador.

Respecto a Mychal, cabe recordar que ganó el campeonato dos veces consecutivas en 1987 y 1988 como miembro de Los Angeles Lakers. Con los de oro y púrpura jugó cinco temporadas con unos promedios de 8,9 puntos y 5,4 rebotes en 22,8 minutos por jornada.

La saga Payton

Hace pocos días que Gary Payton padre se pasaba por España donde reconocía que al jugador que más le gustaba ver sobre la pista era a su hijo Gary Payton II. Y no es para menos, ya que la carrera de éste es una de las que luego se convierten en película.

Fuera de los puestos de acceso al Draft 2016; casi toda su carrera la ha jugado en la G League; y antes de llegar a los Warriors apenas sumaba 61 partidos oficiales entre Washington, Milwaukee y Los Angeles Lakers.

Pero ha sido la gerencia de los Warriors quien ha sacado a relucir todo su potencial defensivo/revulsivo. Y no hubo más que verle anoche con un +18 en pista contra los Celtics y con 6 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias, 3 robos y 1 tapón en 20 minutos como reserva. Hizo de todo en muy poco tiempo, como ha venido siendo habitual este año.

Y a su padre, apodado como ‘The Glove’, le llegó su preciado anillo en el final de su carrera vistiendo la camiseta de Miami Heat. Fichado como veterano de lujo por Pat Riley, el conjunto de Florida ganó en las Finales de 2006 a los grandes favoritos, los Dallas Mavericks, por un global de 4-2.

Payton Senior disputó 25 de los 81 partidos de aquella temporada como titular con unos números de 7,7 puntos, 2,9 rebotes y 3,2 asistencias por noche.

La entrada Campeones NBA: de padres a hijos se publicó primero en El Nuevo Diario (República Dominicana).