Quiosco

Recomendaciones para el cuidado bucal en personas envejecientes

Santo Domingo – La especialista en cuidado bucal Annelisse Pérez realizó algunas recomendaciones para el cuidado bucal en personas envejecientes, durante una entrevista en el programa matutino Despierta con CDN.

Pérez habló sobre la similitud en la capacidad motora entre niños y adultos mayores, por lo que el cuidado bucal es parecido entre esas partes de la población.

“El infante no ha desarrollado la capacidad motora, mientras el envejecientes la va perdiendo con el tiempo”, señaló.

De hecho, si el paciente padece alguna otra patología, le es difícil mantener una higiene bucal óptima a nivel de técnica de cepillado, debido a complicaciones en la movilidad de su cuerpo.

Por lo que una persona mayor de 75 años debe visitar al odontólogo con más frecuencia. Es decir, en vez de acudir a consultar dos veces al año, como se recomienda. Debe mantener un control de unas cuatro veces al año, o sea cada tres meses.

Con el objetivo de que el odontólogo pueda llegar a esas áreas más complicadas y asegurarse que haya una buena salud, porque el envejeciente vive muchos cambios, como el deterioro de los tejidos, disminución de los huesos, desgaste de la encía y cambios en los dientes por el tiempo de uso.

“De manera natural siempre vamos a encontrar uno de estos desgastes en envejecientes, lo que amerita un cuidado más frecuente para evitar fractura de dientes, ya que se eleva el riesgo de pérdida de piezas dentales, provocando problemas al masticar y estomacales” puntualizó.

Proceso de cuidado bucal en envejecientes

“Cuando se va a trabajar con un adulto mayor, el especialista en cuidado bucal debe tener el espacio preparado para la fácil movilización y comodidad del paciente” añadió.

El geriátrica, que es el especialista en esta área, conoce la metodología para trabajar con envejecientes, tales como:

Postura de trabajo: Por lo regular se trabaja de pie, porque la persona a veces no puede ser atendida en las posiciones tradicionales del sillón dental.

Tiempo: El tiempo de trabajo es más corto.

Equipos: Aquí el odontólogo puede utilizar equipos parecidos a los utilizados en odontopedriatría, para evitar mayores molestias ante la sensibilidad del paciente.

En caso que el paciente utilize prótesis, que es muy común en adultos mayores, debe contar con una asistencia para el cuidado de ese elemento artificial.

No obstante, Annelisse Pérez aclaró que no todos los envejecientes van a perder sus dientes, porque no es una condición propia de la vejez, sino que pueden influir otros factores.

Por ejemplo, el descuido durante el tiempo de vida de la persona, combinado con el envejecimiento, aumenta la posibilidad de utilizar de esta herramienta a una edad mayor. Y esto se debe a la falta de cultura de cuidado durante la niñez y la adolescencia.

“Hay niños y adolescentes que pueden tener pérdidas dentales por traumas o por factores genéticos. La prótesis se puede hacer a cualquier edad, desde la adolescencia especialmente”, resaltó.

Seguro médico

En cuanto a la cobertura médica para personas envejecientes, Pérez dijo que las tarifas en el seguro son parecidas a las demás. A excepción de ciertos cambios en torno a la metodología entre el odontólogo y el paciente.

Por ejemplo, acuerdo de citas “express” o “premiun”, un adulto común puede tardar unos 15 días, pero se puede adelantar el procedimiento a una semana o menos citas, a favor del confort del paciente.

Avances tecnológicos para resolver problemas bucales

Pérez destacó que en los últimos años, en el área de rehabilitación bucal, existe la posibilidad de hacer prótesis completas fijas en un adulto con implantes dentales, siempre y cuando la persona tenga buena salud ósea (buen hueso).  

Una noticia muy favorable, porque evita que el paciente tenga que remover el implante y realizar el protocolo para el cuidado de la misma.

Dijo que en el caso de niños y adolescentes, la pérdida de las piezas dentales provoca envejecimiento rápido, ya que los dientes forman toda la zona de la boca, y cuando no están, todo el musculo se retrae y da apariencia de una persona vieja.

De hecho, “hoy le colocamos una prótesis total (caja de dientes) a un envejeciente y le queda bien, pero esa persona sigue envejeciendo y sus tejidos continúan deteriorándose, por lo que en 5 o 10 años esa prótesis no le quedará igual, ya que  el tejido que agarra la prótesis se atrofia.